Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Mujeres empresarias: la personalidad emprendedora

Emprender por cuenta y riesgo una actividad económica exige tener una personalidad modela para generar ideas y enfrentar desafíos, fracasos, envidias y criticas.


Si bien existen características comunes entre las mujeres que inician un emprendimiento y las que optan por la dependencia laboral, su personalidad es muy diferente según emprendan un negocio por cuenta propia o dependan económicamente de las decisiones de otro.


La mujer que emprende una actividad opta por cargar sobre su espalda responsabilidades, desafíos y riesgos que marcan a fuego su carácter.  El coraje para enfrentar obstáculos,  la fortaleza para superar los miedos  y la pasión por lograr sus sueños,  genera una personalidad diferente de aquella mujer que decide depender de un jefe y de un salario seguro.


Una emprendedora debe tener una personalidad guerrera, pasional y creativa. No cualquier mujer puede emprender exitosamente una actividad comercial. No basta tener ganas de trabajar por cuenta propia o querer imitar a una amiga que le fue bien en un negocio. Tampoco es suficiente estar del jefe o haber obtenido varios títulos académicos en universidades prestigiosas. Encarar exitosamente una gestión comercial requiere, entre otras cosas,  tener una personalidad emprendedora. 


Emprender por cuenta propia es depender de una misma. Es aprender a planificar y a llevar adelante los propios planes. Es saber organizar un proceso productivo y descubrir cuáles son las prioridades. Es no tener respaldo para resolver los problemas ni alguien que garantice los ingresos para afrontar las deudas. 


Una emprendedora forja su carácter en la adversidad, la resistencia y la soledad. Aprende a que sus éxitos generan envidias mientras que el reconocimiento a su esfuerzo es escaso en una sociedad que es hostil a la actividad empresarial. Una emprendedora es una hacedora que tiene que tener alma de guerrera y coraza de rinoceronte. 


Para superar los fracasos, los miedos, los errores, la crítica, la envidia y la mala fortuna, es esencial forjar un carácter perseverante, resistente, equilibrado y pasional. Es necesario tener una personalidad solida,  pero lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios y aprovechar las oportunidades de negocio. 

La personalidad emprendedora no siempre viene dada de forma natural. La mayoría de las veces la naturaleza es esquiva y no provee de todos los talentos que permiten ser una guerrera perseverante y creativa. La mayoría de las veces es necesario apuntalar el carácter emprendedor con conocimientos y experiencias ajenas. De esta forma la personalidad se modela y fortalece a través de la  capacitación, educación, información, disciplina, trabajo y reflexión interior. 


Tampoco es ajeno a la personalidad emprendedora los sentimientos y las emociones. La mujer tiene una particular relación con sus sentimientos, emociones y mandatos culturales que suelen afectar su capacidad de gestión o condicionar su personalidad. La mujer necesita esforzarse para no dejarse abatir por las traiciones, las envidias, las culpas, los resentimientos, las falsas adulaciones, los acosos, el machismo o las frustraciones que inciden sobre su  estado de ánimo.   


Los sentimientos en la mujer suelen estar a flor de piel y esto suele afectar su objetividad y templanza para lograr sus metas. Por lo tanto es relevante que aprenda a controlar sus emociones cuando afectan su trabajo y estado de ánimo.  Es necesario que logre un equilibrio interior que no condicione negativamente su gestión. Esto no quiere decir que debe suprimir los sentimientos y su femineidad.  Una emprendedora jamás debe renegar de su condición de mujer desconociendo sus sentimientos o copiando conductas machistas y mandatos autoritarios. 


La emprendedora en su accionar de guerrera no deben olvidar que es una mujer. La pareja, los hijos, la familia, los amigos, la ética, los sentimientos y las emociones  forman parte de su vida.  Las relaciones forjadas en el amor y la conducta etica son esenciales para su superación personal. Por lo tanto no pueden anular o desechar sus sentimientos en pos de una personalidad fuerte. Ser emprendedora y guerrera no significa ser insensible, vivir con culpas o carecer de moral. 


Mi experiencia,  resultado de haber trabajado e impulsado a cientos de mujeres a construir su propio destino económico, me enseño que las  que pudieron sobreponerse a las adversidades y lograr un éxito demostraron tener una personalidad emprendedora.  Mostraron tener un carácter diferente a una empleada administrativa, una vendedora o una artista plástica. 


No tengo dudas que tener una personalidad emprendedora es esencial para iniciar un negocio y lograr resultados exitosos. Sabemos que  esa  personalidad en parte viene dada naturalmente y,  en parte,  puede adquirirse con formación, capacitación y trabajo interior.  Es una personalidad que está reñida con el temor, la falta de ideas, la vagancia y la ausencia de creatividad. Es una personalidad que requiere de coraje, convicción, intuición, pasión, optimismo, perseverancia, ambición, imaginación y cierta dosis de audacia.  Si no se reúnen esas condiciones es poco factible  que una mujer pueda emprender con éxito un negocio o empresa.

Relacionadas

Ni las nuevas tecnologías ni un sector en particular: la clave de la innovación está en las personas

Un estudio realizado por Great Place to Work a más de 57.447 empleados pertenecientes a 60 empresas reveló que el factor humano es imprescindible para innovar y hacer una diferencia con respecto a la competencia. Los resultados


Ver Más

Cómo atraer y retener al mejor talento en tiempos modernos

Durante las últimas dos décadas, el lugar de trabajo ha evolucionado para priorizar el trabajo en equipo. Aunque no es una tarea fácil de realizar, ya que la fuerza laboral actual incluye hoy muy diversas generaciones de empleados: los baby boomers (1945-1963), la generación X (1963-1980), millennials (1981-1995), y la generación Z (nacida después de 1995). Cada generación tiene diferentes valores, diferentes formas de comunicación y diferentes formas de sentirse motivado. Los Gen X se quejan de que los millennials no están comprometidos, los millennials se quejan de que los Gen Xers no son apasionados y trabajan demasiado duro por alguien que ni conocen, los Baby Boomers quieren llamar a los Gen Z por teléfono y ellos quieren responder con un emoji.

Ver Más

La fuerza de las Pymes argentinas

Las Pymes son las grandes generadoras de empleo y recaudación impositiva en cualquier sociedad. Por ello, todos los países toman medidas para que los emprendimientos que surgen en sus territorios germinen sin sobresaltos, prosperen y sean sustentables, para que puedan cumplir el irremplazable rol que les cabe en el desarrollo y la creación de riqueza. 

Ver Más

Es fundamental diseñar oportunidades para el desarrollo de los industriales

Es sabido que las crisis condicionan la competitividad de las empresas, sea cual fuere su tamaño. Pero, tratándose de Pymes, el contexto actual es aún más complejo para ellas. La imposibilidad de acceder al financiamiento, los elevados costos de producción y de mano de obra combinados con la inflación y la baja del consumo produjeron un preocupante estancamiento de nuestro sector. 

Comenzar a diseñar oportunidades y buscar herramientas para activar el desarrollo de los pequeños y medianos industriales es fundamental. Porque, de lo contrario, este estancamiento generará un círculo vicioso difícil de controlar...

Ver Más

Quiénes son los millennials innovadores que podrían cambiar el mundo en las próximas décadas

MIT Technology Review es una prestigiosa revista que pertenece al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Desde 1999, reconoce a jóvenes innovadores, menores de 35 años, a través de listas anuales. El objetivo es destacar a quienes desarrollan nuevas tecnologías o las aplican de forma creativa para resolver problemas.

En 20 años, la publicación ha distinguido, por ejemplo, a Larry Page y Sergey Brin (creadores del buscador Google), Mark Zuckerberg (Facebook) y Jonathan Ive (jefe de diseño de Apple, clave en su historia, quien recientemente se retiró de la compañía).

Ver Más

5 claves para ser más feliz en su trabajo

No importa cuánto le apasione su negocio, el estrés, las largas jornadas y las preocupaciones pueden dejarle una sensación de infelicidad. "Pasamos demasiado tiempo en el trabajo como para no estar felices en él", dice Beth Thomas, autora de "Powered by Happy: How to Get and Stay Happy at Work". Ser infeliz en el trabajo no sólo afecta su sentido del humor, sino también su productividad, destaca un artículo escrito por Lisa Evans en el sitio soyentrepreneur.com. A continuación, la autora comparte algunos consejos para traer la alegría a su espacio laboral y mejorar el desempeño de su empresa. Veamos.

Ver Más

Columnista