Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Nómades en la red laboral: ¿traidores o embajadores?

Sabemos que los llamados millennials tienen expectativas, estilos y objetivos personales diferentes a los que están acostumbradas las compañías. Quieren horarios flexibles, buena relación entre vida profesional y vida personal, trabajar por proyectos, sentirse vitales y únicos dentro de un equipo. Y ser parte de algo más grande, que no es la empresa sino la comunidad y el mundo. 

También aspiran a contribuir a un propósito social y no sólo económico. Y como parte de esta apertura, pretenden trabajar algunos días desde su casa, licencias para viajar, interactuar en las redes sociales y encontrar nuevos desafíos.

Son originales, talentosos y disruptivos, pero nómades, ya que no aspiran a permanecer por años en un mismo lugar. 

Las empresas tratan de “domesticarlos” ofreciéndoles capacitación, un plan de carrera, pero ellos se van. A otra empresa o detrás de un sueño emprendedor.

Los de cuarenta y cincuenta se impacientan e irritan. ¿Darles a estos “chicos” privilegios a los que ellos tuvieron que renunciar? ¿Bancarse saber que se van a ir?

El enojo por la pérdida de tiempo, recursos y energía que se invirtió en capacitarlos es grande. La decepción emocional  y la sensación de ingratitud también. Y encima se llevan las herramientas y hasta los contactos que la empresa les brindó.

Preocupados y frustrados sus jefes se preguntan: ¿Qué hacemos con ellos? No contratar a ninguno más no es una opción. Son la fuerza laboral del presente y para peor algunos se pueden dar el lujo de elegir dónde y con quien trabajar. 

¿Habrá que aceptarlos y cambiar algunas dinámicas de la empresa? 

Estos personajes que nos amenazan con su estilo descarado, son más independientes, pero también están más disponibles para la conectividad  y la colaboración.

Alma de emprendedores dentro de las empresas. ¿Pero no es eso lo que está haciendo falta? Pasión, creatividad, innovación.

La empresa de hoy y mañana necesita integrar a las generaciones, los géneros y los modelos mentales.  Hacer jugar en armonía identidad con diversidad, pertenencia con apertura, experiencia con audacia, tradición con innovación. 

A su vez, hoy los conocimientos especializados y las habilidades soft, lo técnico y lo humano, se entraman de una nueva manera. 

Antes las empresas se ocupaban de capacitar a la gente que iba a permanecer. Ahora lo que no permanece es el conocimiento, que se vuelve obsoleto a gran velocidad. Es por eso que cada vez más se requerirán menos “archivos” mentales de información y mejores “programas” de procesamiento de las ideas. Y en esto habrá que reconocer el valor de las experiencias variadas en diversos ámbitos, que son las que forman a la persona con un pensamiento más rico y flexible y con inteligencia social. Y cada experiencia desarrolla nuevos circuitos neuronales y mentales enriqueciendo el pensamiento y extrapolando saberes de un área a otra. Y más aún, esas personas comparten redes humanas con gente de cada uno los mundos por los que se mueven.

Los archivos de información y conocimientos se guardarán, actualizarán y estarán disponibles en las computadoras.

Entonces, ¿Por qué no ayudar a estos nuevos jugadores del tablero organizacional a potenciar su capacidad conectiva y colaborativa, y si hace falta habilitarlos a trabajar en red? Se irán de todos modos, pero en ese caso en vez de traidores tendremos embajadores. 

Estos nómades oxigenan y polinizan las redes humanas, creando nuevos vínculos, contagiando los valores y saberes que aprendieron, trayendo nuevas propuestas como proveedores o potenciales clientes. También  podrán promover alianzas  estratégicas desde sus nuevos lugares de trabajo. Además, seguirán siendo parte de nuestra red y mantendrán el vínculo con nuestra gente y nuestra empresa.  

Relacionadas

Creció el miedo a perder el empleo en el último año, según un sondeo privado

Casi la mitad de los trabajadores teme perder su empleo mientras que en octubre pasado, hace menos de un año, era de sólo un tercio, según datos de la encuesta que hizo una consultora privada en el AMBA y las principales ciudades del país.

Ver Más

Protocolo y vestimenta para tener éxito en una entrevista de trabajo

Una de las tantas preguntas que uno se hace antes de tener por primera vez en un nuevo -posible- trabajo es ¿Como me tengo que vestir?. Si bien se debe presentar una imagen cordial y prolija, también tiene que representar a la personalidad de cada uno. No se debe fingir algo que no es y tampoco lograr captar la atención de la persona que entrevista.  Aunque para muchos el vestir sea un detalle más, para otros es la primera impresión de la persona que van a contratar. Para ello, una de las recomendaciones es investigar sobre el empleo al cual se está postulando en cuanto a la indumentaria: si tienen algun uniforme, si hay ciertas prendas que están “prohibidas”, si predomina el estilo de vestir...

Ver Más

Arranca el tercer trimestre y las expectativas laborales no son buenas

Son pocas las empresas privadas que tienen pensado agrandar su plantilla de empleados.

Ver Más

E-commerce, un sector que avanza y que necesita de profesionales

La mayoría de las búsquedas se orientan a jóvenes de entre 25 y 29 años con formación en marketing. 

Ver Más

Advierten que casi la mitad de los trabajadores no tiene acceso a un empleo de calidad

La actualidad del mercado laboral es "mejor" a la de períodos anteriores, pero el 49% "accede a un empleo precario", indicó un informe privado, el cual evaluó que los nuevos puestos se vinculan con "mayor informalidad y bajos ingresos".

Ver Más

Millennials: por qué emprender con perspectiva de género

Los Millennials se postularon como la generación que propone un cambio sostenible en el mercado laboral a partir de las políticas que implementan. Las estrategias internas para el reclutar talento humano y la manera en que sus negocios benefician a las sociedades, son ejemplos.

Es por ello, que la inclusión de la perspectiva de género en sus emprendimientos es una herramienta fundamental para crear un ambiente laboral que aumente su productividad.

Las estrategias y decisiones que se toman dentro de un emprendimiento se encuentran condicionadas por diferentes factores, entre ellos, el talento que se recluta para alcanzar la innovación y posicionarse dentro del mercado. Es un hecho, las empresas que contienen una perspectiva de género – y con esto no me refiero sólo a contratar a mujeres- se caracterizan por generar un mayor impacto social y económico.

El sector emprendedor representa el 22% de las economías desarrolladas en Argentina y...

Ver Más

Columnista