Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Nuevo esquema en Diputados: se definen las nuevas autoridades y los liderazgos de los bloques políticos

El Frente de Todos y Juntos por el Cambio terminarán de definir esta semana el esquema de conducción que tendrán ambos bloques en la Cámara de Diputados de la Nación a partir del 10 de diciembre. De antemano se sabe que existirá una fuerte polarización y tendrá un rol central la bancada que armarán Consenso Federal y otras fuerzas políticas, quienes jugarán un rol de mediador.


En este contexto, los bloques que armarán Consenso Federal, los cuatro diputados cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti y otras fuerzas provinciales, adquiere relevancia. Más aún si logran coordinar un interbloque y llegan a superar la docena de miembros, lo que convertiría al espacio en un árbitro entre las principales fuerzas políticas del país.

El Frente de Todos tendrá 110 legisladores y Juntos por el Cambio 119. Ninguno tendrá qúorum propio. Para llegar a los 129 diputados que hacen falta para comenzar a sesionar deberán lograr acuerdos en forma permanente.

La diputada Graciela Camaño buscará avanzar esta semana en el armado de un interbloque que reúna a los tres diputados de Consenso Federal, un salteño afín al gobierno saliente de Juan Urtubey y los cuatro cordobeses cordobeses. Además buscará sumar a tres monobloques; Protectora de Mendoza, Movimiento Popular Neuquino y progresistas de Santa Fe.



Ese interbloque puede adquirir un rol central e inclinar la balanza cuando no haya acuerdo entre las fuerzas mayoritarias, ya que puede colaborar para formar qúorum y aprobar leyes centrales para el Gobierno.

Todos los bloques de Diputados deberán tener definidas a su conducción antes de la sesión preparatoria del 4 de diciembre próximo, cuando además de jurar los legisladores electos el 27 de octubre se designarán las autoridades.

El nuevo oficialismo se llamará como en la campaña electoral Frente de Todos y funcionará como un bloque unificado en lugar de interbloque, como se conjeturaba, bajo la conducción del diputado bonaerense y líder de la Agrupación “La Campora” Máximo Kirchner, quien ahora deberá definir quienes lo acompañarán en las vicepresidencias y la estratégica Secretaria Parlamentaria.

De esta manera, la presidencia de la Cámara sera ejercida por el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, mientras que el actual titular del bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, se sumaría al Poder Ejecutivo como ministro de Defensa, cargo que ocupó entre 2013 y 2015, durante el Gobierno de Cristina Kirchner.



La bancada oficialista tendrá que reunirse en los próximos diez días para formalizar la designación de Máximo Kirchner y definir quien ocupará la vicepresidencia segunda del cuerpo, cuyas autoridades se elegirán en la sesión preparatoria del 4 de diciembre.

El bloque del Frente de Todos tendrá 110 diputados, pero es posible que pueda sumar a otros legisladores y contará como aliados al Frente Cívico por Santiago (del Estero) que tiene seis miembros y los tres del Frente de la Concordia, de la provincia de Misiones, y otros tres de Unidad Justicialista (San Luis).

Juntos por el Cambio seguirá funcionando como un interbloque en el que la bancada mas numerosa será la del PRO, con 52 miembros, seguida por la de la Unión Cívica Radical (UCR) con 47, y la Coalición Cívica con 14.

La conducción de ese espacio político se definirá entre el futuro titular del bloque de PRO, Cristian Ritondo, y el cordobés Mario Negri, quien seguirá al frente de la bancada de la UCR.


Si bien el gobernador saliente de Mendoza, Alfredo Cornejo, aspiraba a conducir la bancada radical tuvo que reasignar su aspiración debido a que tenía mayor consenso la continuidad de Negri, quien será reelecto entre el próximo martes o miércoles por dos años al frente del bloque de la UCR.

Fuentes partidarias no descartan que Cornejo mantenga la jefatura de la UCR y que un dirigente de ese partido se convierta en vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, secundando a Sergio Massa.

Además será central cómo se distribuirán las comisiones que le tocarán a Juntos por el Cambio, al convertirse en la principal fuerza opositora, por lo que se abre una etapa de negociación de acuerdos para contener a todos los legisladores de ese interbloque.

En los próximos días habrá múltiples negociaciones para intentar acuerdos que permitan ampliar los bloques. Sobre todo aquellos que son minoritarios y que aún no está claro cuantos integrantes tendrán.

El nuevo diseño parlamentario se terminará de definir antes de fin de año. Tanto en Diputados como en la Cámara de Senadores, donde el peronismo y el kirchnerismo aún no han cerrado un acuerdo para lograr un bloque único del Frente de Todos.