Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¡Otra vez precios políticos, no!

Por Daniel Sticco

La aceleración del ritmo de aumento de los precios al consumo en el primer trimestre del año no era esperado ni por el oficialismo, ni por la oposición.

Dentro de los primeros se destacó la "sorpresa" que significó para la propia autoridad monetaria, según manifestó Federico Sturzenegger en la conferencia mensual de presentación del Informe de Política Monetaria del Banco Central.

Mientras que entre los segundos se encolumnaron desde la líder de la Coalición Cívica y puntal de Cambiemos, Elisa Carrió, y gran parte del conjunto de la oposición que responsabilizaron de la alta inflación a las subas de las tarifas de los servicios públicos.

De una forma, u otra, cuando aparecen serios desvíos en el comportamiento de los precios, aparecen las tentaciones y acciones orientadas a interferir en las tendencia de los mercados.

Unos, como la autoridad monetaria, justifica la venta de dólares de las reservas  para "estabilizar el mercado de cambios".


Otros, como los sindicatos y algunos formadores de opinión que no creen en los mercados alientan los "controles de precios".

Y, como siempre parte de la dirigencia política insiste con replicar experiencias fallidas populistas de congelamiento de tarifas, mientras no sólo se resisten a votar un recorte del gasto en la burocracia del Estado y renunciar a  "viáticos" que nunca usan; sino que no reconocen el valor de la existencia de la tarifa social para los sectores de bajos recursos.

Reacciones diferentes

1. Cambiar las expectativas: Frente a esa realidad de una suba de precios que no sólo volvió a poner de manifiesto que las metas que fija el Ministerio de Hacienda no sirven para fundamentar las proyecciones macroeconómicas, porque desde su anuncio se ubicaron muy por debajo de lo posible con una política gradualista, la autoridad monetaria intentó transmitir confianza a los agentes económicos de que cambiará el ciclo en el segundo semestre.


Federico Sturzenegger habló de "percepciones" de desaceleración  en los próximos meses que deberán validarse con la realidad, de lo contrario, como mencionó en los últimos comunicados de política monetaria, dijo que "mantendrá el sesgo de la política monetaria contractivas hasta que se confirmen señales de desinflación compatibles con el sendero previsto; y estará listo para actuar en caso de que la trayectoria de la inflación se desvíe del escenario mencionado".

Traducido significa que si a partir de mayo la tasa de inflación mensual no vuelve al rango de 1,5% y a partir de allí iniciar el recorrido al sendero de menos de 0,9% en el, otra vez, el esperado segundo semestre, para que converja a la meta caprichosa del 15% anual a diciembre.

2. Punto intermedio: "En materia de tarifas hay que encontrar una tercera salida que no sea la posición inflexible del Gobierno ni la demagogia de sectores del PJ que han vaciado la Nación durante el Kirchnerismo", dijo Elisa Carrió.

"Ni demagogia ni intransigencia", sentenció, en respuesta al mensaje que emitió el Jefe de Gabinete, Marcos Peña; y los presidentes de bloques de la oposición, respectivamente.

3. Acción extrema: Por el contrario, en intento del kirchnerismo, el PJ, el massismo y la izquierda, se buscó forzar en el Congreso una sesión para marcarle al Poder Ejecutivo Nacional los pasos que debe seguir en materia de suba de las tarifas de los servicios públicos.

El más extremo de los proyectos proponía congelar las tarifas de los servicios públicos y retrotraer los precios a diciembre de 2017.

El meollo del problema

Sin embargo, pocos se atreven a poner el foco en el origen del problema: la resistencia a atacar con mayor firmeza la reducción de un exceso de gasto público para la capacidad de recaudación de impuestos, porque a partir de ahí surgen todas las derivaciones que no sólo alimentan la inflación, sino que conspiran contra la atracción de inversiones productivas; la existencia de altas tasas de interés; la volatilidad del tipo de cambio, y por tanto la persistencia de altos índices de pobreza y de insatisfacción social.

Frenar el proceso de suba de tarifas al nivel que permita cubrir el costo de provisión en condiciones de eficiencia, para poder reducir el alto componente de gasto público, y volver a "poner una tarifa política", como si ya no existiera a través de la tarifa social, significará apenas un atajo para asegurar inflación reprimida hasta que no resista más, como se observó en la última etapa del Gobierno anterior .

* Daniel Sticco es jefe de Economía en Infobae


Relacionadas

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más

Las 3 exigencias que impuso la primera auditoría del FMI a las finanzas de la Argentina

En medio del comienzo de las reuniones entre los técnicos del FMI y del gobierno argentino se conocieron ya las primeras medidas que el  organismo le impuso a la Argentina para poder cumplir con el programa stand by de tres años firmado el 14 de junio pasado.

La misión encabezada por el economista Ricardo Cardarelli mantuvo una reunión ayer durante las primeras horas de la mañana en el Palacio de Hacienda con el equipo económico comandado por el ministro Nicolás Dujovne y luego con el  presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo, y los integrantes del Comité de Política Monetaria.

Según pudo saber Infobae, los técnicos manifestaron la preocupación de la directora gerente, Christine Lagarde, por la débil situación de la economía argentina, y para revertir ese cuadro le sugirieron al Gobierno cumplir rigurosamente con tres objetivos para aprobar la primera revisión de la metas del acuerdo por tres años que comenzó hoy y que se extenderá hasta el próximo 22 de agosto, clave para activar un segundo desembolso, ahora por USD 3.000 millones, a saber:

1. Fuerte reducción de la tasa de inflación. La meta deberá ser igual o menor a las expectativas actuales del mercado (REM) para el cierre de 2018, que es la meta superior...

Ver Más

La imagen lo es todo: cómo vemos a los organismo multilaterales

En los últimos años, los organismos multilaterales se han comportado de la siguiente manera: le han sacado plata a los pobres de los paìses ricos, vía impuestos, para dársela a los ricos de los países pobres que son los primeros que se salvan a la hora de escaparse cuando viene un gran rescate. Esa es la imagen que tienen muchos, de muchos organismos multilaterales. La pregunta es: ¿globalización o proteccionismo?. A título personal, Claudio Zuchovicki afirma ser "bastante proglobalización". Es que cree que "muchas cosas son inevitables y no vale la pena resistirse cuando las empresas ya son globales y se guían a través de la nube y no tanto de los físico. Hoy, las empresa ya no tiene nacionalidad". Por eso, el nuevo rol de los organismos multilaterales es de tratar de hacer llevadero esto, en los países donde hay mayor resistencia. Incluso en los Estados Unidos, cada vez más proteccionista, que se debate en una guerra comercial con China; o paìses como el nuestro, emergentes, intentando entender que somos todos ciudadanos del mismo mundo. Para tratar de entender este nuevo mundo nos visitó en El Inversor Marcelo Scaglione, representante de la Argentina ante de la OCDE.

Ver Más

Overshooting la palabra que se puede poner de moda

A fines de la década del 70, cuando los debates sobre el impacto de la emisión monetaria eran moneda corriente, Rudiger Dornbusch, uno de los mejores macroeconomistas de todos los tiempos, planteó la idea de que los shocks monetarios generaban, obviamente, una devaluación de la moneda, pero que el tipo de cambio sobre reaccionaba primero, para acomodarse al nuevo equilibrio después. En castellano; si el Gobierno le daba a la maquinita, por ejemplo, para financiar el déficit fiscal, el traslado a precios se producía mas rápido en los activos financieros (el dólar, por ejemplo), que en el resto de los bienes de la economía. Expresado en términos de la situación actual; si sube primero el dólar, pero lo hace de manera exagerada, luego habrá más inflación y se licuará una parte del efecto real de la subida del tipo de cambio. El mecanismo puede ser un poco distinto del pensado por el economista alemán, porque acá no hubo un shock de emisión, sino un derrumbe de la demanda de dinero, pero a los efectos prácticos la lógica es similar, porque si la gente no quiere los billetes que imprime el gobierno, pues sobra liquidez, que termina yendo a precios, sea de bienes o del dólar.

Ver Más

Entró la sequía, pero el rompecabezas aún tiene muchas piezas para colocar

La economía está transitando el 3° trimestre, período que hasta ahora presenta una recesión industrial y un consumo estancado o en caída. Las perspectivas para el período no son buenas, en parte porque la última foto que tenemos de la actividad económica es bastante mala: el EMAE dio para mayo un retroceso anual de 5,8%. Nadie se mostró sorprendido por la contundencia del número, porque recoge con toda brutalidad el impacto de la sequía: el agro tuvo un desplome de 35 por ciento.

Ver Más

Macri consiguió apoyo internacional en la cumbre del G-20

Además, la Argentina se mostró como mediadora ante las tensiones comerciales entre EE.UU., China y Europa.

Ver Más

Columnista