Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Tarjetas de crédito: pagos mínimos ya son tendencia

El consumo promedio mensual con tarjeta de crédito es de 2.700 pesos, y los bancos están elevando el pago mínimo, que hace dos años estaba en el 15 % y ahora trepó hasta el 30 % en algunos casos.


Específicamente los saldos financiados con tarjeta aumentaron fuertemente en junio,  una parte de ese incremento es estacional, dado que usualmente el saldo financiado cae en julio por el aguinaldo. 


El pago mínimo puede variar mucho de acuerdo su composición. Algunos bancos incluyen todas las cuotas y un porcentaje de lo comprado, otros en el porcentaje incluyen todo. 


Específicamente los saldos financiados con tarjeta aumentaron fuertemente en junio, alcanzando un nivel algo menor al 30 % de nuevo financiamiento en relación al stock de crédito otorgado vía tarjetas. De todas maneras, una parte de ese incremento es estacional, dado que usualmente el saldo financiado cae en julio por el aguinaldo. 


Para controlar el riesgo de exposición en las tarjetas, los bancos reducen los límites de compra, aumentan el porcentaje de pago mínimo y comienzan a notificar a los usuarios que empiezan a entrar en mora por teléfono o en el resumen. Una alternativa usada anteriormente era financiar el saldo con un préstamo personal, que podía tener una tasa más alta que la tarjeta, pero que ahora también tiene la tasa regulada. 


Costos
 
Los costos de financiarse con tarjeta de crédito pueden hacerse pesados ya que en algunos casos alcanzan un costo financiero total que puede llegar al 100% anual para quienes eligen pagar sólo el mínimo de la tarjeta y "patear" el resto.

Hoy en día, además, para quienes se atrasan en los pagos, hay entidades que también tienen cargos por gestión de cartera. Por una carta simple con acuse de recibo cobran $21, mientras que por cada llamado telefónico reclamando el pago adicionan $13, y detallan que pueden realizar hasta diez mensuales, por lo que totalizarían $130 al mes que, más la carta, daría un total de $151, según un artículo del diario El Cronista.

Para el economista Nicolas Litvinoff, director de Estudinero, "al subir las tasas, el Central modificó la estructura de tasas de todo el sistema, e hizo que aumenten muy fuerte las cuotas pautadas a tasa variable. Como la mayoría de los que están endeudados tiene incorporada la cuota en la economía doméstica en un monto fijo, al aumentar la misma deben recurrir a fuentes alternativas de financiamiento para tapar los agujeros que esa suba dejó en el presupuesto, y el revolving es uno de los más buscados por la rapidez con lo cual se obtiene el dinero, ya que es una línea de crédito pre-aprobada".

Para Andrés Méndez, director de AMF Economía, la estrategia que pueden aplicar los bancos para evitar la mora es manejar los márgenes de endeudamiento y de utilización de la tarjeta: "Los datos de abril pasado reflejan un suave ascenso de la mora en la deuda de las familias, situación razonable en un período recesivo con salarios que no se ajustaron a la par de la suba de precios. La consecuencia natural es un ascenso de la irregularidad".

​Una forma de evitar una morosidad mayor es cortar los márgenes a los sectores más vulnerables para incurrir en deuda.

Relacionadas

Tarjeta de crédito: claves para que no nos devoren los intereses

Arma de doble filo. Las tarjetas de crédito son una herramienta que podemos utilizar con el objetivo de financiarnos. Sin embargo, un mal uso nos puede salir muy caro.

Límites. Si bien nuestros ingresos mensuales nos permiten tener la noción de cuál es nuestro límite de gasto mensual, el uso de tarjetas de crédito nos permite expandirlo y vivir temporalmente por fuera de nuestras posibilidades. Podemos reconocer tres tipos de límites que tienen las tarjetas. En primer lugar, el límite de compra, es decir, las compras que se financian en un solo pago entre los períodos de resumen. En segundo lugar, los límites de cuotas para las compras de un determinado bien que se realizan en varios pagos y, por último, los límites de adelantos, cuando la tarjeta de crédito nos provee de dinero en efectivo sin que éste salga de nuestra caja de ahorro. Estos tres componentes serán parte de un límite total que nos permitirá utilizar la tarjeta como propietarios. El monto total estará definido según nuestros ingresos mensuales. Esto quiere decir que a medida que se va utilizando la tarjeta, ya sea en compras en un pago, en compras en cuotas o en extracciones, irá disminuyendo el límite total y cada vez tendremos menos disponible. A medida que se vaya abonando el saldo, se irá recuperando la capacidad de uso.

Ver Más

Pago en cuota con tarjetas de créditos: podría haber hasta un 120% de interés

En medio de la crisis cambiaria, el Banco Central de la República Argentina dispuso una suba en la tasa de referencia que impacta directamente en el costo financiero total de las compras con crédito.

Ver Más

Un nuevo lanzamiento de Apple, ahora con Goldman Sachs

El gigante de la manzanita lanzará una nueva tarjeta de crédito.

Ver Más

Para qué usan los argentinos sus tarjetas de crédito y débito

En febrero, el número de transacciones tuvo una suba interanual que rondó el 20 por ciento.

Ver Más

Todo lo que no sabías sobre las tarjetas de crédito

Además de pagar o pagar en cuotas, son muchos los beneficios de los plásticos. 

Ver Más

Contabilidad mental y promociones: cuando nuestro cerebro nos engaña

El reciente furor por los descuentos del 50% con la tarjeta del Banco Provincia vuelve a poner en foco el fenómeno del “sesgo de las cuentas mentales separadas”. Por qué comprenderlo es clave para manejar la economía personal. Veamos...

Ver Más