Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

¿Por qué devaluó China?

El gigante asiático volvió a los niveles que tenía en 2011. Pese a que desde el gobierno insisten en que las causas están vinculadas al mercado, la explicación podría tener que ver con un estímulo a 

las exportaciones.


Durante las últimas semanas China se vio sacudida por un tsunami económico que se veía venir pero que costaba aceptar: la cotización del yuan-renminbi en relación al dólar retrocedió a su nivel de 2011.


El 11 de agosto el Banco Popular de China cambió modificó su sistema de determinación del tipo de cambio: pasó de un sistema basado en la oferta y la demanda de divisas a otro que también toma en cuenta las transacciones del mercado interbancario y las cotizaciones de otras divisas.


Fue por eso que cuando las autoridades chinas salieron a explicar el porqué de la devaluación, aseguraron que el cambio de sistema dio lugar a un derrape cambiario inducido por “las fuerzas del mercado”. Justifican lo ocurrido como consecuencia de un intento de tener más en cuenta las leyes del mercado de divisas para satisfacer las demandas del FMI. Sin embargo, resulta extraño pensar que un banco central intente mejorar el prestigio de la moneda con una devaluación brusca que inquieta a sus socios internacionales.


Es que hay otra explicación.


Esta decisión de China podría haber surgido como una búsqueda de estimular sus exportaciones y la actividad económica asociada. En los últimos meses el gigante asiático mostró signos de debilidad. Pese a esto, aún conserva un fuerte superávit comercial, pero su cuenta corriente dejó de ser positiva para estar en equilibrio y hasta con un leve déficit.


Encima, la cuenta de capital tiene un saldo entre neutro y negativo porque las salidas de capital por inversiones de empresas en el exterior ya son mayores a los ingresos de inversión extranjera.

En este panorama, la devaluación podría contribuir al ingreso de divisas a través de las exportaciones.


Relacionadas

Japón evaluará la apertura de su mercado a la carne argentina desde todo el país

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere, anunció que una comitiva oficial de Japón arribará a Argentina para "evaluar la apertura de la carne vacuna de todo el país a ese destino".

Ver Más

La Cancillería lanzó una web para promocionar exportaciones y empresas argentinas

La Cancillería puso en marcha la web Argentine Days, una nueva herramienta de información destinada a difundir las actividades de promoción de productos y empresas argentinas alrededor del mundo y generar de este modo nuevas oportunidades de negocios.

Ver Más

Tras 20 años de negociaciones, la Argentina exportará harina de soja a China

El Gobierno nacional acordó con la República Popular de China la apertura de ese mercado para la harina de soja argentina, principal producto de exportación del país, después de 20 años de negociaciones bilaterales, anunció el presidente Mauricio Macri.

Ver Más

El Nobel de economía Paul Krugman analizó la crisis argentina

El economista aclaró que se tomó mucha deuda muy rápido durante el Gobierno de Macri, cuando había una "luna de miel" con el mercado. Fuerte crítica también al Fondo Monetario Internacional.

Ver Más

El Gobierno rebajó el monto de retenciones a las exportación de economías regionales

El Gobierno redujo de 4 a 3 pesos las retenciones extraordinarias para las exportaciones agropecuarias, incluyendo productos y subproductos de la soja, lo que supone una rebaja de poco más de dos puntos porcentuales sobre el monto que se paga por dólar de mercadería

Ver Más

¿Sirve el acuerdo Mercosur-UE para el desarrollo de la Argentina?

Hemos leído y escuchado infinidad de análisis y especulaciones acerca de los beneficios y desventajas que tendrá el entendimiento comercial entre el Mercosur y la Unión Europea, una vez que entre en vigencia. Para los especialistas al menos deberán pasar entre 2 y 3 años para la aprobación parlamentaria en todos los países, de un lado y del otro del Océano Atlántico, hasta su implementación definitiva. Concretamente comenzaría en 2023 y la eliminación y reducción progresiva de los aranceles tendría efecto recién alrededor de 2030. Parece una eternidad, pero de eso se trata el largo plazo. El gran desafío es saber si Argentina, junto a la región, está preparada para proyectar su desarrollo hacia el futuro y dejar de estancarse en los vaivenes que presenta la coyuntura.
Sin dudas, el eje fundamental del acuerdo está dirigido hacia el campo y la agroindustria. La UE liberalizará casi el 100 por ciento de las exportaciones del agro del Mercosur, con eliminación de aranceles en más del 80 por ciento de los casos y con reducción en las preferencias y cuotas fijas en cerca del 20 por ciento restante. En tanto, el Mercosur liberalizará en un 90 por ciento su comercio para el ingreso de productos europeos, aunque tiene un plazo de 15 años para hacerlo en sectores reconocidos “sensibles”, como por ejemplo la industria láctea y automotriz, sólo por mencionar algunos casos. Para varios especialistas el acuerdo generará oportunidades.


Ver Más