Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Presidenciales: Brasil, decime cómo sigue

La presidente ganó las elecciones generales, pero habrá segunda vuelta. En segundo lugar, ha quedado el ex gobernador Aécio Neves, del Partido de la Socialdemocracia Brasileña (PSDB) y responsable de remontar una campaña que, hasta la semana previa a los comicios lo ubicaba en tercer lugar. Rousseff con el 41,53% y Neves con el 33,63% se medirán en ballottage el 26 de octubre.

Una amplia mayoría de brasileños se pronunció a favor de un cambio de rumbo. Los doce años del oficialismo en el poder han terminado generando desgaste y un ambiente de fatiga y desencanto. Existe una clase media notoriamente preocupada por la parálisis que afecta a la que es hoy la séptima economía del mundo, y más aún, abiertamente disconforme con la baja calidad de los servicios públicos educativos, sanitarios y de transporte.

Con una inflación del 6,5% -baja para la Argentina, pero alta para el mundo- y una intervención estatal agobiante, centrada en la manipulación de los precios de los combustibles y en la sobrerregulación del sistema financiero, la confianza de los inversores en Brasil parece estar minada.

El ascenso final de Aécio Neves y los votos de Marina Silva parecen sugerir que los brasileños querrían un cambio, pero de la mano de líderes confiables y dentro del andarivel de la prudencia. Neves ha gobernado dos veces el estado de Minas Gerais, el segundo entre los más poblados del Brasil. Su doble gestión de gobierno ha sido realmente impecable y la culminó con un amplio porcentaje de aprobación, que según algún sondeo llegó al 92%.

Los fantasmas

Además del nivel de inflación, el real se devaluó casi un 10% en los últimos tres meses; las acciones que cotizan en bolsa se desplomaron un 11,7% el mes pasado; el déficit del sector público es del 4,6% del PBI; la deuda pública es ya del 60% del PBI, y el gasto público, que a fines de la década de los 80 era del 24% del PBI, hoy ronda el 40%.