Newsletter Semanal equipo bulat

Especial de la Semana

Protocolo y vestimenta para tener éxito en una entrevista de trabajo

Por Macarena Sánchez

Una de las tantas preguntas que uno se hace antes de tener por primera vez en un nuevo -posible- trabajo es ¿Como me tengo que vestir?. Si bien se debe presentar una imagen cordial y prolija, también tiene que representar a la personalidad de cada uno. No se debe fingir algo que no es y tampoco lograr captar la atención de la persona que entrevista. 

Aunque para muchos el vestir sea un detalle más, para otros es la primera impresión de la persona que van a contratar. Para ello, una de las recomendaciones es investigar sobre el empleo al cual se está postulando en cuanto a la indumentaria: si tienen algun uniforme, si hay ciertas prendas que están “prohibidas”, si predomina el estilo de vestir formal ante el informal o si hay que cumplir algún protocolo para el cabello, manos, rostro y la presencia de tatuajes vistosos en el cuerpo.

En general, en las primeras entrevistas de trabajo los pantalones y camisas son los elegidos por ambos sexos. Varían con sweaters, blazers o sacos. Y para las mujeres el uso de una falda, sin un exceso de tajo, y el largo no debería ser por arriba de la rodilla sino por debajo o a la rodilla.      

Los colores a utilizar: siempre es mejor ir a un clásico como el blanco, negro, nude, azul oscuro, rosa o beige, antes que arriesgar a un color fuerte, como lo son los amarillos, rojos o naranjas que captan rápidamente la atracción del ojo y desconcentran a la vista. 

Que sí 

- Saco/blazer/sweater/cardigan.

- Pantalón largo.

- Falda o vestidos a la rodilla o por debajo (en invierno con medias de nylon en negro traslúcidas o color piel pero de un tono similar a la de la persona).

-Camisas de manga larga.

- Corbata (si es muy formal el empleo).

- Zapatos de taco para mujeres.

- Zapatos formales para hombres.

- Barba y cabello prolijo.

- Cabello peinado y arreglado para las mujeres.

- Uñas prolijas, esmaltadas con colores neutros o sin esmalte.

- Cartera o maletín con fácil acceso para presentar el CV o tarjeta de presentación.  

- Perfume (no en exceso).


Que no 

- Ropa sin planchar, con arrugas o sucia. 

- Jeans (depende del trabajo. Si es administrativo, banco, periodismo, ejecutivo, jurídico, económico, televisión, sería ideal evitarlo).

- Camisas de manga corta (ni en verano ni en invierno).

- Shorts o bermudas, para hombres como mujeres.

- Minifaldas.

- Escotes en las camisas o remeras de mujer. 

- Tratar en lo posible ocultar los tatuajes que sean muy vistoso.

- Para mujeres, accesorios llamativos o de tamaño grande (pulseras, anillos y collares).

- Camisas por fuera del pantalón (hombres).

*Macarena Sánchez, asesora y productora de moda.

Relacionadas

Arranca el tercer trimestre y las expectativas laborales no son buenas

Son pocas las empresas privadas que tienen pensado agrandar su plantilla de empleados.

Ver Más

E-commerce, un sector que avanza y que necesita de profesionales

La mayoría de las búsquedas se orientan a jóvenes de entre 25 y 29 años con formación en marketing. 

Ver Más

Advierten que casi la mitad de los trabajadores no tiene acceso a un empleo de calidad

La actualidad del mercado laboral es "mejor" a la de períodos anteriores, pero el 49% "accede a un empleo precario", indicó un informe privado, el cual evaluó que los nuevos puestos se vinculan con "mayor informalidad y bajos ingresos".

Ver Más

Se redujo el número de los juicios laborales

De acuerdo con la Superintendencia de Riesgos del Trabajo, la baja se debe a la instalación de más comisiones médicas.

Ver Más

La difícil tarea de conseguir trabajo con más de 45 años

800.000 argentinos de esa edad buscaron sin éxito un puesto de trabajo en 2016. 

Ver Más

¿El 2018 arranca con cambios en deducciones y tablas de Ganancias?

El incremento debería ser superior al 23 por ciento. Los empleados percibirán el beneficio con el primer sueldo del año.

Ver Más

Columnista