Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Cómo es el proyecto Arsat 1, el primer satélite argentino




En diálogo con Tomás Bulat en El Inversor, Matías Bianchi, presidente de Arsat explicó que “Arsat es una empresa 100% estatal creada en el año 2006. Los accionistas son 98% el Ministerio de Planificación y 2% el Ministerio de Economía”. “Es una empresa que se creó en el 2006 a partir de los activos de la firma alemana Nahuelsat S. A, que tenía como misión proteger las posiciones orbitales que tenía la Argentina”. Luego de que la empresa comenzara a tener problemas, se decidió crear Arsat S.A y comenzar a fabricar satélites en Argentina para cubrir las posiciones estratégicas. “Se crea Arsat con una visión más amplia que la exclusiva de un privado” apuntó Matías Bianchi.

El ARSAT-1 es el primer satélite íntegramente fabricado en el país, con una vida útil prevista de 15 años, que ofrecerá servicios de telecomunicaciones como televisión, acceso a Internet, datos y telefonía para la Argentina y los países limítrofes, desde una distancia de 36.000 kilómetros de la Tierra. Luego de la fabricación de este satélite, el país se convirtió en una de las ocho naciones en el mundo que desarrollan y producen sus propios satélites geoestacionarios y, junto a Estados Unidos, son los dos únicos en el continente americano.

Matías Bianchi explicitó que “entre Arsat e Invap se trabajó en todo el diseño y luego en el proyecto del satélite” a lo que agregó que “como ARSAT -1 está exclusivamente dedicado a la Argentina vamos a tener una mejora de calidad de las telecomunicaciones”.

Mientras tanto también se trabaja en ARSAT-2, el cuál cubrirá tanto Sudamérica como gran parte de América del Norte. “ARSAT- 2 es muy parecido pero se empieza a trabajar en una evolución tecnológica. Tiene tres antenas que le permiten dar más servicios. Se van a poder distribuir contenidos a otros países” aseguró Bianchi. 

​ARSAT-1 fue construido durante 8 años en Bariloche, con una inversión de u$s 270 millones. Su lanzamiento está previsto para mediados de octubre y constituye un verdadero orgullo nacional.