Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¿Qué pasa después de las PASO?

Por Diana Mondino

Las PASO resultaron ser un evento fundamental en la economía y política del país. Dado el resultado, para evitar que se deterioren enormemente todas las variables de la economía es indispensable que los principales candidatos hablen, acuerden algunas premisas básicas y las comuniquen. La fenomenal suba del tipo de cambio no es porque Alberto Fernández haya dicho que quería un dólar más alto unos días antes de las elecciones y el mercado quisiera darle el gusto. Más bien diría que es temor a las políticas que pueda implementar. Tampoco es porque algunos extrañarían a Macri y manifiestan así su repudio a Fernández porque eso es tirarse un tiro en el pie. Es simplemente el resultado natural de miles y miles de decisiones individuales que prefieren tener dólares en lugar de pesos o activos porque temen… ¿A qué temen? Cada uno sabrá, solo diré que es indispensable aliviar esos temores e intentar limitar la fragilidad institucional de Argentina.

Para ayudar en la transición, veamos qué país recibiría (hoy, en diciembre no sé) el próximo presidente:

El déficit fiscal se ha reducido a pesar de una ya casi imposible recuperación económica este año. Hace ya tres años que las economías provinciales están saneadas, con limitado endeudamiento provincial. Luego de casi ocho años tenemos superávit comercial (US$ 12 MM en 2019 y US$ 15 MM estimado 2020), si bien es cierto que más por desplome de importaciones que de crecimiento en exportaciones. La liquidación de cosecha será mejor de lo previsto, pero esta devaluación cae en un momento pésimo ya que se está planeando la próxima y los insumos están dolarizados. La energía casi no se subsidia y estamos pasando a una posición exportadora de gas luego de fuertes importaciones. La infraestructura del ferrocarril, algunos caminos y puertos ha mejorado ostensiblemente y eso reduce costos logísticos. Asimismo, es inconmensurable la diferencia en mayor eficiencia en la gestión pública nacional. Se contraponen a estas medidas una fuerte presión impositiva, un insensato impuesto al ahorro, un sistema demencial de anticipos y retenciones.


Desde el domingo ese panorama bastante aceptable se jibariza con el salto en el tipo de cambio y la recesión inexorable, ya no creo que pueda hablarse de equilibrio fiscal. El principal deudor en dólares es el Estado, y muchos de sus gastos están dolarizados. Con las tasas actuales será muy difícil financiarlo, con lo cual no hay muchas opciones que no sean una fuerte reducción de gastos.

Por supuesto que con crecimiento todos los problemas se reducen. Pero justamente el shock de las PASO ha limitado fuertemente el crecimiento de corto plazo.

El presidente Macri tiene la responsabilidad de gobernar y al mismo tiempo querrá ganar las elecciones. Espero que la oposición no tenga la equivocadísima idea de que puede estar cómodo criticando sin decir cuál sería su política. Y no olvidemos que hay al menos una tercera alternativa que quiere participar, introduciendo un factor adicional de la ecuación.

Antes de las PASO era obvio que a un partido le convenía criticar al otro, y todos atacaban al Gobierno, sea lo que fuera que hiciera. Ahora no deben desestabilizar, sino contribuir con sensatez a una discusión lógica de qué tipo de país queremos: ¿Queremos ser un país señero en industria del conocimiento, supermercado del mundo, tener energías limpias, exportar lo que el mundo necesita? No tiene sentido intentar que haya tormenta para que se hunda el barco cuyo capitán es Macri y su equipo. No se olviden de que en el barco llamado Argentina estamos todos.  

*Economista. Universidad CEMA. (artículo publicado originalmente en www.perfil.com).


Relacionadas

La Argentina debería repensar la pobreza

Se acaba de otorgar el (mal llamado) Nobel de Economia 2019 a tres economistas que trabajaron sobre desarrollo y cómo aliviar la pobreza: Abhijit Banerjee y Esther Duflo del MIT y Michael Kremer de Harvard University. Esther Duflo es la segunda mujer en recibir esta distinción.

Pareciera que quienes conceden este premio estaban pensando en nuestro país. Lo mismo ocurrió cuando el año pasado lo otorgaron a Romer y Nordhaus por trabajos de enorme utilidad para Argentina. ¿No será que muchos países en el mundo tienen el mismo tipo de problemas?

Recomiendo fervientemente el libro Repensar la Pobreza, de Banerjee y Duflo. nte un tema de semejante envergadura, simplifican el análisis del problema y tratan de extraer datos del “mundo real”. A diferencia de las ciencias duras, en economía no es nada fácil hacer experimentos. Su enfoque es innovador e incremental, o también se puede decir que experimental más que teórico, respondiendo a simples preguntas: ¿qué pasaría si se modifica esta política o se brinda tal tipo de incentivo o seguro?.

Ver Más

Volvemos a mirar el dólar blue

En las tres semanas siguientes a las PASO hubo pánico entre los ahorristas. Los que tenían pesos, buscaron dólares y los que ya tenían divisas en los bancos fueron a por sus billetes. El siguiente gráfico ilustra la corrida a la perfección.  Concomitantemente cayeron las reservas del Banco Central por ese doble juego; primero porque luego de la crisis del 2001, por razones prudenciales, el 50% de los depósitos en dólares de los privados se encajan en las reservas del BCRA y entonces cuando salen esos depósitos caen las reservas, pero en segundo lugar porque durante las primeras tres semanas post paso la entidad vendió 2.028 millones en sus diarias intervenciones para evitar que el tipo de cambio vuele. Como explicamos la semana pasada, esta dinámica resultaba insostenible en un escenario en el que desapareció el crédito de corto plazo para el Tesoro, porque si sumábamos a esa presión sobre las reservas, la necesidad de devolver 7000 millones de dólares de Letes, desembocábamos en un 6 de febrero del 89, en el que el BCRA se quedó sin reservas y tuvo que anunciar que liberaba el mercado de cambios; la hiperinflación estaba a la vuelta de la esquina. Se optó entonces por el mal menor; el control de cambios.

Ver Más

El Banco Central habilitó a los bancos a tener más dólares en sus sucursales

El Banco Central de la República Argentina flexibilizó la posición de los bancos en moneda extranjera (dólares) para que las sucursales tengan mayor liquidez para darle a los ahorristas en caso de que fuera necesario, indicó la entidad mediante la comunicación “A” 6774.

Ver Más

Los 4 factores que llevaron al Gobierno a intensificar el control de cambios para las empresas

El clima de incertidumbre en la plaza financiera no cesó hasta última hora del viernes, pese a las medidas tomadas por el Gobierno hasta ese momento.  Es por ello que la evaluación de la semana llevó al ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y al presidente del Banco Central, Guido Sandleris, a recomendar a Mauricio Macri a reforzar el control de cambios, con el DNU 609 que con carácter de emergencia se publicó hace unas horas en el Boletín Oficial, en la que establece en su artículo 2 distinguir la situación de las personas humanas de la de las personas jurídicas.  Adicionalmente, fuentes del Central anticiparon que la reglamentación del DNU 609 especificará para el caso de las personas humanas...

Ver Más

Más allá de la codicia y el miedo

Más allá de la codicia y el miedo, es el título de un libro de Hersh Shefrin que describe el proceso en la toma de decisiones de un inversor. Este nos ayuda a comprender como los mercados se debaten entre el miedo y la codicia, entre el pánico o la avaricia.

Parto del principio que los mercados no se mueven por lo que pasa, sino por las expectativas previas que los inversores tenían de lo que podía pasar. Si se desilusionan con un balance, con un numero de empleo o fiscal o con un resultado político, las bajas son mucho más grandes e irracionales que lo que indican los propios fundamentos y viceversa si los datos son favorables ante una grata sorpresa. En concreto si una empresa presenta un balance donde gana 10% menos de lo que pensaba ganar, la acción puede caer 30% o si ganan un 10% más de lo que se pensaba puede subir un 30%.

Saben porque, porque el mercado negocia confianza y expectativas. Cuando perdes alguna de ellas no hay discurso, anuncio o promesa que puede restituirla de golpe.

Ver Más

¡Terminemos con la timba financiera! ¿Por qué esta afirmación es errónea?

1- Lo que oímos. "El mercado de capitales representa la timba financiera". "Necesitamos cambiar la ganancia fácil de la timba financiera". "Hay que pasar de un modelo financiero a uno productivo". Son frases que se han escuchado recurrentemente en las campañas políticas y desde diversos sectores durante varios años. Ya que nosotros somos el electorado y estamos en pleno período de decisiones, vale la pena preguntarnos si estas afirmaciones son o no ciertas. 2- Definición. Según su definición formal, la palabra "timba" es una partida de juego de azar, e improbablemente la suerte va de la mano de las finanzas. A modo de ejemplo: si en la ruleta todos los participantes eligen apostar al color rojo y un solo participante al color negro, la influencia que tienen sus decisiones sobre el resultado del juego será nula. En las finanzas, si hay mayor demanda por determinado activo y todos deciden comprarlo, habrá un efecto directo sobre el precio. A partir ...

Ver Más

Columnista