Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Qué sienten los argentinos ante la actual situación del país

Una encuesta revela cómo nos sentimos a más de dos años de la gestión Cambiemos.


Los últimos meses del gobierno de Mauricio Macri fueron bastante movidos. En medio de un aumento de tarifas anunciado desde la asunción en diciembre de 2015, enmarcado en un proceso de “sinceramiento de la economía”, según el Gobierno, abril fue el mes de una corrida del dólar que lo llevó a tocar los 30 pesos. Desde entonces, las noticias económicas fueron las tapas indiscutidas de los diarios.


El presidente anunció que pediría auxilio al Fondo Monetario Internacional, se conoció que la ayuda era de 50 mil millones de dólares, la más grande brindada por el organismo en toda su historia, llegaron los primeros millones y el dólar sigue estancado cerca de las tres decenas.


Todas estas situaciones provocaron alteraciones en el humor de los argentinos: de los que lo votaron, de aquellos que lo vieron como la opción menos mala y de quienes nunca le tuvieron confianza.


De acuerdo a una nota publicada por el diario Página 12, siete de cada diez argentinos dicen que la economía en su casa está mal y casi igual proporción piensa que dentro de un año estarán también mal. 


Los datos fueron revelados por la encuesta mensual que realiza el Centro de Estudios de Opinión Pública (CEOP): en total se relevaron 1200 personas de todo el país respetando las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social. 


Y en cuanto a los sentimientos que provoca el Gobierno, el informe concluyó que la gestión de Cambiemos esté pasando por su peor momento. “Desde diciembre se encendieron las luces de alerta y mes tras mes la situación se fue agravando. Ocurre que de la preocupación se pasó sin anestesia ni estación intermedia a la bronca, la incertidumbre y el miedo. No queda duda: la situación es alarmanteMás de ocho de cada diez argentinos están preocupados por cuestiones puramente económicas, la inflación, la marcha de la economía en su conjunto y el costo de las tarifas y el combustible. Si le agregamos la preocupación por la desocupación, que creció este último mes, no hay argentino que no esté alarmado. Hace mucho tiempo que no se detectaba en nuestro país una situación de estas características”, explicó el sociólogo Roberto Bacman, quien dirige el centro.


La confianza, el optimismo y la tranquilidad, tres sentimientos que acompañaron a la mayor parte de los argentinos que optó por Cambiemos en el ballotage de 2015, hoy redondean apenas menos del 25 por ciento”, agregó el académico.


¿Cuál es el sentimiento que más genera la gestión Cambiemos? Bronca, con el 31,8 por ciento de los resultados. Le siguen incertidumbre (20,7%), miedo (20,5%), confianza (12,9%), optimismo (5,5%) y tranquilidad (5,1%).

Relacionadas

El fracasado Macri: ¿elección 2019 o guerra entre dos bandos?

El que nace para pito nunca llega a corneta. Mucho se lo viene criticando a este fracasado señor presidente que tenemos. Pero poco se remarcan los logros que a pesar de una fulminante y perversa herencia K ha sido capaz de cosechar en tan sólo tres cortos años. Este fracasado señor presidente, criticado despiadadamente por un perverso y mediocre periodismo de la TV, ese mismo al que nuestro fracasado presidente precisamente le quitó la pauta, consiguió entre otras cosas lo siguiente. Primero, levantó el asfixiante cepo cambiario K que nos cerraba perversamente al mundo. Segundo, recuperamos el INDEC y con él, neutralizamos la siniestra desinformación K. Tercero, del déficit fiscal K estamos ya en equilibrio primario M. Cuarto, logró el equilibrio fiscal de la mayoría de las provincias del país liberándolas de la sistemática dependencia K en defensa del federalismo. Quinto, nos liberó del default K permitiendo nuevamente el acceso a mercados internacionales de financiamiento. Sexto, logró un desarrollo impensado en Vaca Muerta que nos saca de la dependencia energética K y nos abre una formidable puerta de expansión futura y autoabastecimiento en un insumo estratégico. Séptimo, del abandono K nos viene reconstruyendo a base de una obra pública indispensable y honesta, sin sobreprecios y no vista en décadas por su calidad y magnitud....

Ver Más

Ahora los analistas esperan 40% de inflación para 2019

Los clásicos informes privados que recibe el BCRA se caracterizaron en este comienzo de julio por coincidir, en el promedio, en un cambio de tendencia de los indicadores macroeconómicos, en particular en lo que respecta a la perspectiva de inflación y de la variación del dólar.

Ver Más

Las reformas que demandan los inversores argentinos al próximo Gobierno

Una encuesta realizada por la consultora Inversor Global muestra que priorizan una baja de gasto público para generar competitividad

Ver Más

Las ideas, el conocimiento y el crecimiento de la Argentina

Si la generación y asignación de recursos escasos es la tarea de la economía, su distribución es tarea de la política. Política y economía son inescindibles. Las restricciones con las que deben cubrirse todas las necesidades están justamente dadas por los recursos escasos. Tanto para el crecimiento como para la distribución de los ingresos, los primeros escritores distinguían entre capital y trabajo, pero hoy ya es difícil usar esas categorías. El capital no se puede identificar como dinero en un banco o maquinarias y fábricas o hectáreas. El capital es "trabajo cristalizado", el resultado del esfuerzo previo. El capital puede ser humano o físico/financiero, y está condicionado por la "naturaleza" o las condiciones en las que vivimos. El conocimiento define nuestra capacidad para desenvolvernos en esas condiciones. Si acumulamos conocimiento tendremos más capital...

Ver Más

De paseador de perros a inversor

Él es inspirador. Su historia de superación conmueve y seguramente su espíritu emprendedor va a cambiar muchas vidas para mejor. Su libro le abre las puertas a cualquier persona, sin importar su situación social y económica, al mundo de las inversiones. Porque con simples hechos cotidianos uno puede cambiar su vida para siempre, solo depende de sí mismo y de convertir la reacción en acción. "De paseador de perros a inversor, una historia inspiradora de prosperidad integral", habla de finanzas personales, de educación financiera, algo que los argentinos -en su gran mayoría- no tenemos. Cambiar la conducta financiera para mejorar la economía personal y así expandir nuestros rendimientos a futuro es posible sólo a través de un cambio de conciencia. Pero cómo, cuándo y por qué se produce ese famoso clic. Para Javier Lion ese clic ocurre primero sí o sí en ...

Ver Más

Lilita o la perversión de una tía bonachona

La semana pasada fui a comprar crema de leche al supermercado chino. Estaba en la góndola revisando los precios y tomé una que costaba $ 40. Justo se puso el chino a ordenar esa góndola. Le mostré la crema y le dije “¡40 $ es carísimo!”. El chino me miró y me respondió con paciencia oriental: “Llevala ya porque estoy remarcando la góndola y ahora va a costar $ 50”. Le agradecí por el dato y me fui contento por haber pagado un buen precio.  Me pregunté qué pasa con la moneda que lo que en un instante resulta caro, pasa a ser barato en el instante siguiente.
Y esta situación me llevó a pensar en el marco psicótico en que se desempeña la sociedad argentina: hoy, con cuarenta monedas de un peso compro un bien, segundos después serán necesarias cincuenta monedas. O sea, la moneda, bien de mediación que tiene grabada la frase $ 1, es relativa, es líquida. Y en su lugar, la moneda pasa a ser las infinitas percepciones de valor de los infinitos bienes. Lo que vale es lo relativo, lo variable, desaparece el valor trascendental de $ 1. Es una moneda escindida, una moneda que siempre dice lo que no es, lo que no puede comprar, el poder que no tiene. Inmediatamente me pregunté síntoma de qué es esta situación. Y esto me llevó a pensar en el matrimonio bien malavenido de Macri y Carrió.

Ver Más