Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¡SAS! ¡SAS! En 24hs te convertís en emprendedor

El Senado aprobó por unanimidad y sancionó la Ley de Emprendedores que busca alentar el nacimiento legal de empresas y la promoción de una alternativa para generar puestos de trabajo mediante una nueva figura jurídica: Las Sociedades de Acción Simplificada (SAS). 


Los pasos que necesitaba hasta hoy un emprendedor para constituir legalmente una empresa estaban relacionados con trámites burocráticos tales como: aprobar el estatuto, obtener el CUIT, certificar los libros societarios, abrir una cuenta bancaria. Estas actividades eran lentas y tediosas para la mirada de un emprendedor.


El tiempo requerido distaba abismalmente del espíritu emprendedor. El emprendedor necesita tomar decisiones con agilidad. Si bien convive permanentemente con burocracias innecesarias, las detesta. 


Conociendo bastante a este fascinante sector de emprendedores argentinos, puedo afirmar que durante el tiempo tradicional de constitución de una sociedad, posiblemente ellos cambiaban varias veces su idea de negocios original. Incluso innumerables ocasiones mataban operativamente a la empresa antes de su nacimiento legal.


Los emprendedores entre otras tantas cosas necesitan agilidad para la toma de decisiones pues en innumerables casos sus modelos de negocios cambian permanentemente, pues las reglas de juego son las que cambian de un día para el otro. 


Esta capacidad de adaptación permanente y necesidad de tomar decisiones estratégicas casi todos los días de la semana es una de las claves que lo diferencian de una corporación. 


De acuerdo a como veo el mercado, hace algunas décadas atrás el emprendedor buscaba tener una gran empresa. Tenía una idea y se lanzaba a construirla generando inversión en equipos y nuevos puestos de trabajo. Por su puesto asumían consciente o inconscientemente una estructura robusta de costos fijos. 


Esas decisiones empresariales bien tomadas ayer, hoy les generan fuertes dolores de cabeza, pues cuentan con grandes plantillas de personal y poca capacidad para tomar las decisiones ágiles en un mercado tan cambiante. 


Es por eso, que los emprendedores de hoy prefieren estructuras más pequeñas, ágiles, con costos variables en función de sus ingresos. 


Las reglas de juego cambian permanentemente, los emprendedores necesitan estructuras que se adapten a esas reglas de juego. Por supuesto que nada puede hacerse sin compromiso a largo plazo ni mirada de perdurabilidad.


¿Cómo relaciono este razonamiento con la Ley de Emprendedores? 


Directamente, pues esta ley en el fondo no viene a generar nuevos emprendedores, sino a alentar a formalizar a una gran cantidad de argentinos que ya vienen desarrollando sus emprendimientos en forma personal, y que ahora tienen la posibilidad de constituirse más fácilmente en empresa. 


Formalizarse les permitirá también contar con algunos colaboradores, generando nuevos puestos de trabajo formal. La ley no va a crear emprendedores, sino que va a ayudar a muchos a formalizase.


La ley también considera la posibilidad de disminución de la carga impositiva y el acceso a una interesante financiación para promover el crecimiento a estas empresas en sus comienzos. Como siempre será un gran desafío la correcta asignación de esos recursos y considerar lo que voy a plantear ahora para no caer en el círculo vicioso de siempre: 


Las empresas ya constituidas intentaran desarrollar sus negocios tradicionales mediante la creación SAS para acceder a ciertos beneficios. Es posible que situaciones tales como estas y otras vinculadas al “amiguismo” generaran en mediano tiempo la falta de confianza de los organismos de contralor. 


Organismos que van a necesitar instalar nuevos procedimientos de control y de esa forma volveremos a ser lentos y burocráticos, generarndo también descreimiento en los emprendedores que hoy se busca beneficiar. 


Una vez implementada la ley y constituida cada una de las “empreSAS”, será necesario considerar otros temas trascendentes para que estas mismas empresas recién constituidas puedan trascender en el tiempo y no morir rápidamente en el intento.


Si como país tenemos intenciones de crecer internamente en competitividad a través de la promoción de pequeñas empresas, es necesario que el emprendedor no piense solamente sobrevivir haciendo negocios coyunturales a la “como pueda”, sino en construir empresas. Para ello, considero que estos temas son relevantes para poner en agenda:


    Acceso al capital para expansión y crecimiento mediante apalancamiento financiero, con “costos de financiación bajos y transparentes”.


    Logística de distribución desde las economías regionales hacia los grandes centros comerciales.


    Precios competitivos alcanzados por volúmenes de producción. Esto requiere un análisis serio de costos a nivel nacional no solo de los productos en sí mismos sino también del costo del recipiente y los costos logística. 


    Desarrollo serio de las marcas para poder competir.


    Impacto del IVA en la gestión empresarial. Es prácticamente imposible pagar este impuesto en forma anticipada a cobrar la venta. Es sabido que muchas de las grandes empresas se financian con las pequeñas proveedoras. 


    Esta combinación de impuestos y plazos de cobranza destruye a la pequeña empresa.


Es necesario educar y capacitar fuertemente a los emprendedores en las alternativas existentes actuales y venideras. 


Bienvenida la Ley, los emprendedores necesitan aún más… ¡SAS! ¡SAS!   


Relacionadas

De mujeres empáticas y cerebros en el trabajo

En las últimas décadas, la participación de las mujeres en los altos cargos de las organizaciones ha venido creciendo afortunadamente. Es posible verificar que ciertas respuestas emocionales femeninas son mucho más eficientes a la hora de gestionar tanto personas como tareas. Parte de esto proviene de una mayor capacidad empática del cerebro femenino. El sistema cerebral de la Empatía no es exclusivo de las mujeres. En los hombres también existe. Pero dada la mayor capacidad femenina por naturaleza de asistir y cuidar a sus “crías” (mirá qué formalidad biológica tiene el término) las mujeres presentan una tendencia más marcada a evaluar los estados emocionales y motivacionales de sus empleados y de los miembros de su equipo. También presentan una mayor inclinación para advertir cómo conciliar mejor los objetivos personales con los profesionales. Ahora que la Neurociencia ...

Ver Más

Cómo sobrevivir a una empresa familiar

Aunque suele ser fuente de orgullo, el emprendimiento entre lazos de sangre también puede ser un dolor de cabeza con el paso del tiempo.

Ver Más

¿Es la programación el futuro del empleo en el país?

Desde Acamica explican por qué es importante que los jóvenes apuesten por el desarrollo en tecnología.

Ver Más

Messi: El Unicornio

Seguramente escuchaste más de una vez hablar de las empresas “unicornio”. Por definición, un unicornio es un animal fabuloso y mitológico. Pero en los negocios este término tiene una connotación un tanto diferente. Este término se acuñó hace no más de cinco a seis años para un grupo bastante reducido de empresas exitosas cuyas características son bastante homogéneas, todas tecnológicas, y por sobretodo su valor: mil millones de dólares o mas. En Argentina hay cuatro empresas bajo esta denominación: Mercado Libre, Despegar.com, OLX y Globant.

En el mundo unas cuantas mas: Facebook, Twitter, Linkedin, Uber, Dropbox, Snapchat, etc., entre las mas reconocidas. ¿Qué características en común tienen estas empresas? 

Ver Más

Empresa familiar: ¿una realidad en extinción?

Es difícil que una empresa decida identificarse a sí misma como empresa familiar. Para muchos, resaltar este aspecto, asocia a la empresa a una cultura centrada en el conflicto entre parientes y a una tendencia conservadora en los negocios. Por otro lado, los estudios difundidos sobre el destino de las empresas de familia, en los que se resalta la mortandad de las mismas en el traspaso generacional principalmente por la dificultades en los vínculos, contribuyen a esta “mala prensa” y desalientan a las empresas a identificarse como “familiar”.

Sin embargo, más allá de la decisión inicial de crear una empresa con “familiares”, sean hijos, hermanos, primos o cónyuges, con el tiempo, a la hora que el emprendedor o los socios fundadores deban decidir el destino y la continuidad del negocio más allá de ellos, es inexorable que surja la pregunta sobre la herencia. Es decir, si esa empresa quedará en manos de los herederos, y en ese caso, qué rol asumirán los mismos en la nueva etapa.

Ver Más

La capacitación, pieza clave para no quedar atrás

El director ejecutivo del Programa Primera Exportación en Fundación Gas Natural Fenosa estuvo en El Inversor para hablar sobre la importancia del saber y de aprender constantemente.

Ver Más

Columnista