Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¡SAS! ¡SAS! En 24hs te convertís en emprendedor

El Senado aprobó por unanimidad y sancionó la Ley de Emprendedores que busca alentar el nacimiento legal de empresas y la promoción de una alternativa para generar puestos de trabajo mediante una nueva figura jurídica: Las Sociedades de Acción Simplificada (SAS). 


Los pasos que necesitaba hasta hoy un emprendedor para constituir legalmente una empresa estaban relacionados con trámites burocráticos tales como: aprobar el estatuto, obtener el CUIT, certificar los libros societarios, abrir una cuenta bancaria. Estas actividades eran lentas y tediosas para la mirada de un emprendedor.


El tiempo requerido distaba abismalmente del espíritu emprendedor. El emprendedor necesita tomar decisiones con agilidad. Si bien convive permanentemente con burocracias innecesarias, las detesta. 


Conociendo bastante a este fascinante sector de emprendedores argentinos, puedo afirmar que durante el tiempo tradicional de constitución de una sociedad, posiblemente ellos cambiaban varias veces su idea de negocios original. Incluso innumerables ocasiones mataban operativamente a la empresa antes de su nacimiento legal.


Los emprendedores entre otras tantas cosas necesitan agilidad para la toma de decisiones pues en innumerables casos sus modelos de negocios cambian permanentemente, pues las reglas de juego son las que cambian de un día para el otro. 


Esta capacidad de adaptación permanente y necesidad de tomar decisiones estratégicas casi todos los días de la semana es una de las claves que lo diferencian de una corporación. 


De acuerdo a como veo el mercado, hace algunas décadas atrás el emprendedor buscaba tener una gran empresa. Tenía una idea y se lanzaba a construirla generando inversión en equipos y nuevos puestos de trabajo. Por su puesto asumían consciente o inconscientemente una estructura robusta de costos fijos. 


Esas decisiones empresariales bien tomadas ayer, hoy les generan fuertes dolores de cabeza, pues cuentan con grandes plantillas de personal y poca capacidad para tomar las decisiones ágiles en un mercado tan cambiante. 


Es por eso, que los emprendedores de hoy prefieren estructuras más pequeñas, ágiles, con costos variables en función de sus ingresos. 


Las reglas de juego cambian permanentemente, los emprendedores necesitan estructuras que se adapten a esas reglas de juego. Por supuesto que nada puede hacerse sin compromiso a largo plazo ni mirada de perdurabilidad.


¿Cómo relaciono este razonamiento con la Ley de Emprendedores? 


Directamente, pues esta ley en el fondo no viene a generar nuevos emprendedores, sino a alentar a formalizar a una gran cantidad de argentinos que ya vienen desarrollando sus emprendimientos en forma personal, y que ahora tienen la posibilidad de constituirse más fácilmente en empresa. 


Formalizarse les permitirá también contar con algunos colaboradores, generando nuevos puestos de trabajo formal. La ley no va a crear emprendedores, sino que va a ayudar a muchos a formalizase.


La ley también considera la posibilidad de disminución de la carga impositiva y el acceso a una interesante financiación para promover el crecimiento a estas empresas en sus comienzos. Como siempre será un gran desafío la correcta asignación de esos recursos y considerar lo que voy a plantear ahora para no caer en el círculo vicioso de siempre: 


Las empresas ya constituidas intentaran desarrollar sus negocios tradicionales mediante la creación SAS para acceder a ciertos beneficios. Es posible que situaciones tales como estas y otras vinculadas al “amiguismo” generaran en mediano tiempo la falta de confianza de los organismos de contralor. 


Organismos que van a necesitar instalar nuevos procedimientos de control y de esa forma volveremos a ser lentos y burocráticos, generarndo también descreimiento en los emprendedores que hoy se busca beneficiar. 


Una vez implementada la ley y constituida cada una de las “empreSAS”, será necesario considerar otros temas trascendentes para que estas mismas empresas recién constituidas puedan trascender en el tiempo y no morir rápidamente en el intento.


Si como país tenemos intenciones de crecer internamente en competitividad a través de la promoción de pequeñas empresas, es necesario que el emprendedor no piense solamente sobrevivir haciendo negocios coyunturales a la “como pueda”, sino en construir empresas. Para ello, considero que estos temas son relevantes para poner en agenda:


    Acceso al capital para expansión y crecimiento mediante apalancamiento financiero, con “costos de financiación bajos y transparentes”.


    Logística de distribución desde las economías regionales hacia los grandes centros comerciales.


    Precios competitivos alcanzados por volúmenes de producción. Esto requiere un análisis serio de costos a nivel nacional no solo de los productos en sí mismos sino también del costo del recipiente y los costos logística. 


    Desarrollo serio de las marcas para poder competir.


    Impacto del IVA en la gestión empresarial. Es prácticamente imposible pagar este impuesto en forma anticipada a cobrar la venta. Es sabido que muchas de las grandes empresas se financian con las pequeñas proveedoras. 


    Esta combinación de impuestos y plazos de cobranza destruye a la pequeña empresa.


Es necesario educar y capacitar fuertemente a los emprendedores en las alternativas existentes actuales y venideras. 


Bienvenida la Ley, los emprendedores necesitan aún más… ¡SAS! ¡SAS!   


Relacionadas

Mi hijo, el programador

En general, tendemos a elegir profesiones que conocemos (por nuestros padres, amigos o información pública). Qué queremos estudiar es una elección que hacemos individualmente con la información que cada uno cuenta, que puede ser mucha o poca. Hay profesiones más glamorosas y otras que se ponen de moda. Ser futbolista profesional es el anhelo de casi todos los chicos, otros elegirán ser youtubers. Hoy por hoy el 35% de los recibidos son abogados o contadores (algo menos de 40.000 al año), mientras profesiones como ingenieros en petroleo solo son 5. Este contexto es sin la intervención estatal. Cada persona, por motus propio, decide que estudiar. Pero, ¿es esto una combinación de profesiones que se relaciona con las necesidades del país?

Ver Más

Mujeres en empresas de familia: la rayuela que une el hogar con los negocios

La empresa de familia ha sido un ámbito donde la mujer pudo desplegar, de maneras más o menos visibles, sus capacidades para llevar adelante un negocio. En este sentido, ha sido una oportunidad para muchas de desarrollar un proyecto que trascendiera las tareas del cuidado doméstico y la crianza de los hijos. No obstante, la desigualdad de género de manera más o menos sutil atravesó y sigue atravesando muchas de sus prácticas. 
Has recorrido un largo camino, muchacha…

La presencia de la mujer en las empresas ha ido creciendo, sobre todo, a partir de las guerras mundiales que signaron el siglo XX. Pero el aumento de la participación en el mundo del trabajo reprodujo las brechas de género imperantes en la sociedad. Así, las mujeres siguen aún siendo minoría en los puestos de decisión, concentran su actividad...

Ver Más

Los temas más difíciles de aprender (y de enseñar)

Existen tópicos de los cuales podemos leer mucho pero de los que se nos hace muy difícil su asimilación y llevarlos a la práctica. ¿Cuales son ellos, cuales son las causas y qué podemos hacer? Para mejorar como profesionales, emprendedores o empresarios no solo tenemos que tratar de corregir cualquier error, reclamo o aprovechar oportunidades, sino que debemos estar en la constante búsqueda de conocimiento. Pero existe un decálogo de temas críticos para aumentar nuestro desempeño que, por más que busquemos libros o concurramos a cursos o conferencias, son muy difíciles de aprender. Estos temas son: TIMMING O SENTIDO DE URGENCIA; PENSAMIENTO CRÍTICO;

CREATIVIDAD; EMPATÍA CON EL CLIENTE;
TRABAJO EN EQUIPO; HUMILDAD;
OPTIMISMO Y PENSAMIENTO POSITIVO;
ESCUCHA ACTIVA; ORIENTACION A RESULTADOS; FLEXIBILIDAD.

¿Por qué no es tan fácil enseñar/aprender sobre ellos? ...

Ver Más

Cómo gira la rueda de la vida

Temporada de balances y propósitos. De lo que no se hizo hay mucho que merece ser olvidado. Aparecía como muy importante en el momento de formular el propósito, pero puede ocurrir que ahora, a la luz del trayecto recorrido, haya quedado sin hacer por simple decantación. No se puede todo, y quizás esto no era tan importante como parecía. Otras cosas sí duelen por no haber sido abordadas o concluidas. Y posiblemente deban reaparecer en los proyectos del nuevo año, esta vez encabezándolos. En general, lo que mantiene su relevancia no está relacionado con lo urgente, sino con lo importante. A cierta altura de la vida sabemos, o deberíamos saber, que lo urgente se come el tiempo y la energía de lo importante, y que muchas veces se parece al llamado desesperado del pastor mentiroso. Cuando acudimos, no encontramos nada de lo que parecía crucial. Y corriendo de urgencia en urgencia suele escurrirse la vida. Lo importante, en cambio, suele no ser espectacular. Pero se vincula a lo que de veras es decisivo...

Ver Más

El mundo se cambia de a metro cuadrado

Ya pasaron los años de adolescencia utópica, de sueños revolucionarios y grandes gestas pergeñadas mientras fumábamos a escondidas en el baño del colegio. Casi sin darnos cuenta, el devenir de la vida -tan maravillosamente único como aterradoramente finito- nos enfrenta de pronto con el espejo. Mirarnos. Las primeras canas, las incipientes arrugas, las cicatrices vitales, los amores construidos, los dolores y las risas. Todo ahí, frente a nuestros ojos. El pasado rodando en cámara rápida, el presente vertiginoso, lleno de riesgos y de saltos al vacío; el futuro debe ser mejor. Siempre. Sólo es posible evolucionar. La evolución es siempre un paso hacia adelante. Entonces caemos en la cuenta de que el sueño por un mundo mejor cambió. Mutó, y ¡qué bueno que lo hizo! Aquel sueño de un mundo mejor se convirtió en el proyecto de un mundo mejor. Ese que impone una sola premisa: la que establece como única acción posible hacer nuestro mayor esfuerzo para incidir en nuestro espacio vital. Intervenir en nuestro metro cuadrado para lograr cambiar el mundo. De algún modo... ¿utópico? Quizás. 

Ver Más

Soltar

Hay días en los que lo único que necesitás es saber que no es culpa tuya. Que no sos vos, es ella. Que las cosas por ahí se enculan y no hay forma de que funcionen. Que el Universo se está empeñando en joderte apenas pueda. Que no es que seas un boludo o un dejado sino que, a veces, las cosas simplemente son. Pero el sentimiento está ahí, y necesitás una explicación que te deje dormir. Algo que te diga que pasó de nuevo, pero que no tenías forma de evitarlo.

Algo que te redima del dolor de meter la mano en el bolsillo y encontrar, otra vez, los auriculares enredados. Siempre me entendí desordenado, y la excusa de que el Universo tiende al caos es...

Ver Más

Columnista