Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

¡SAS! ¡SAS! En 24hs te convertís en emprendedor

El Senado aprobó por unanimidad y sancionó la Ley de Emprendedores que busca alentar el nacimiento legal de empresas y la promoción de una alternativa para generar puestos de trabajo mediante una nueva figura jurídica: Las Sociedades de Acción Simplificada (SAS). 


Los pasos que necesitaba hasta hoy un emprendedor para constituir legalmente una empresa estaban relacionados con trámites burocráticos tales como: aprobar el estatuto, obtener el CUIT, certificar los libros societarios, abrir una cuenta bancaria. Estas actividades eran lentas y tediosas para la mirada de un emprendedor.


El tiempo requerido distaba abismalmente del espíritu emprendedor. El emprendedor necesita tomar decisiones con agilidad. Si bien convive permanentemente con burocracias innecesarias, las detesta. 


Conociendo bastante a este fascinante sector de emprendedores argentinos, puedo afirmar que durante el tiempo tradicional de constitución de una sociedad, posiblemente ellos cambiaban varias veces su idea de negocios original. Incluso innumerables ocasiones mataban operativamente a la empresa antes de su nacimiento legal.


Los emprendedores entre otras tantas cosas necesitan agilidad para la toma de decisiones pues en innumerables casos sus modelos de negocios cambian permanentemente, pues las reglas de juego son las que cambian de un día para el otro. 


Esta capacidad de adaptación permanente y necesidad de tomar decisiones estratégicas casi todos los días de la semana es una de las claves que lo diferencian de una corporación. 


De acuerdo a como veo el mercado, hace algunas décadas atrás el emprendedor buscaba tener una gran empresa. Tenía una idea y se lanzaba a construirla generando inversión en equipos y nuevos puestos de trabajo. Por su puesto asumían consciente o inconscientemente una estructura robusta de costos fijos. 


Esas decisiones empresariales bien tomadas ayer, hoy les generan fuertes dolores de cabeza, pues cuentan con grandes plantillas de personal y poca capacidad para tomar las decisiones ágiles en un mercado tan cambiante. 


Es por eso, que los emprendedores de hoy prefieren estructuras más pequeñas, ágiles, con costos variables en función de sus ingresos. 


Las reglas de juego cambian permanentemente, los emprendedores necesitan estructuras que se adapten a esas reglas de juego. Por supuesto que nada puede hacerse sin compromiso a largo plazo ni mirada de perdurabilidad.


¿Cómo relaciono este razonamiento con la Ley de Emprendedores? 


Directamente, pues esta ley en el fondo no viene a generar nuevos emprendedores, sino a alentar a formalizar a una gran cantidad de argentinos que ya vienen desarrollando sus emprendimientos en forma personal, y que ahora tienen la posibilidad de constituirse más fácilmente en empresa. 


Formalizarse les permitirá también contar con algunos colaboradores, generando nuevos puestos de trabajo formal. La ley no va a crear emprendedores, sino que va a ayudar a muchos a formalizase.


La ley también considera la posibilidad de disminución de la carga impositiva y el acceso a una interesante financiación para promover el crecimiento a estas empresas en sus comienzos. Como siempre será un gran desafío la correcta asignación de esos recursos y considerar lo que voy a plantear ahora para no caer en el círculo vicioso de siempre: 


Las empresas ya constituidas intentaran desarrollar sus negocios tradicionales mediante la creación SAS para acceder a ciertos beneficios. Es posible que situaciones tales como estas y otras vinculadas al “amiguismo” generaran en mediano tiempo la falta de confianza de los organismos de contralor. 


Organismos que van a necesitar instalar nuevos procedimientos de control y de esa forma volveremos a ser lentos y burocráticos, generarndo también descreimiento en los emprendedores que hoy se busca beneficiar. 


Una vez implementada la ley y constituida cada una de las “empreSAS”, será necesario considerar otros temas trascendentes para que estas mismas empresas recién constituidas puedan trascender en el tiempo y no morir rápidamente en el intento.


Si como país tenemos intenciones de crecer internamente en competitividad a través de la promoción de pequeñas empresas, es necesario que el emprendedor no piense solamente sobrevivir haciendo negocios coyunturales a la “como pueda”, sino en construir empresas. Para ello, considero que estos temas son relevantes para poner en agenda:


    Acceso al capital para expansión y crecimiento mediante apalancamiento financiero, con “costos de financiación bajos y transparentes”.


    Logística de distribución desde las economías regionales hacia los grandes centros comerciales.


    Precios competitivos alcanzados por volúmenes de producción. Esto requiere un análisis serio de costos a nivel nacional no solo de los productos en sí mismos sino también del costo del recipiente y los costos logística. 


    Desarrollo serio de las marcas para poder competir.


    Impacto del IVA en la gestión empresarial. Es prácticamente imposible pagar este impuesto en forma anticipada a cobrar la venta. Es sabido que muchas de las grandes empresas se financian con las pequeñas proveedoras. 


    Esta combinación de impuestos y plazos de cobranza destruye a la pequeña empresa.


Es necesario educar y capacitar fuertemente a los emprendedores en las alternativas existentes actuales y venideras. 


Bienvenida la Ley, los emprendedores necesitan aún más… ¡SAS! ¡SAS!   


Relacionadas

Un celular para ayudar a los hipoacúsicos

Un grupo de emprendedores creó una aplicación para ayudar a las personas con problemas auditivos.

Ver Más

La paja del trigo

Una explosión es una liberación repentina de energía calórica, lumínica, sonora y, a veces, hasta electromagnética que sucede en un espacio ínfimo de tiempo con un aumento considerable del volumen del explotante. El problema es que lo que estaba explotando era el verano, y que lo que había aumentado considerablemente el volumen era yo.

Los múltiples cambios de costumbre a los que nos vemos sometidos las víctimas de La Insoportable Levedad de los Hechos parecían un avance considerable hacia costumbres cada vez más saludables, pero el invierno, el stress, la incapacidad de ordenar lo que como y los 30 habían conspirado contra mí en forma de ensanchamiento generalizado. O sea, Pablo, que esta panza no se baja sola, y por más escritorio de pie y crossfit que le metas, si seguís festejando el éxito del entrenamiento a fuerza de birra, estamos al horno con papas.

Ver Más

Maximizar el tiempo para ganar efectividad

Armi software solutions es un proyecto que organiza los turnos de los médicos y las historias clínicas. 

Ver Más

Impulsan un nuevo método para mejorar la viabilidad de los trasplantes

Guillermo Berra, presidente de LEW Argentina, estuvo en El Inversor para hablar sobre los avaneces tecnológicos en el área de la salud. ¿De qué se trata la perfusión ex vivo?

Ver Más

Soluciones en la nube: NubeliU, una startup para optimizar tu emprendimiento

El fundador de Nubeliu estuvo en El Inversor para hablar sobre las ventajas de esta iniciativa.

Ver Más

Todos somos DT: "Estaba seguro que clasificábamos"

Vivimos pendularmente entre el exitismo desproporcionado y el pesimismo extremo. De que todos pensamos lo peor a saber que era evidente que nos pasaría lo mejor… Esta nota fue escrita “ahora”. Pudo también ser escrita hace 30 o 60 años. Y creo que también puede escribirse dentro de 20… La esencia seria la misma. Cambiarían a lo sumo las citas de los personajes contemporáneos que aparecen. Pero el espíritu seguiría siendo el mismo. Esa identidad del “ser argentino” que todo lo sabe. Que de todo opina.  El “Todo somos DT” es algo que viene con nosotros casi por default. En mi caso me encontré hace algunos años con esta vivencia.  

Ver Más

Columnista