Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

"Saladitas", un fenómeno que no para de crecer

Los mercados ilegales pisan fuerte en todo el territorio argentino; reclaman mayor control y la regularización de la situación.




En total son 570 las "Saladitas" que hay en 115 ciudades del país. El fenómeno dejó de ser exclusivo de Buenos Aires y se agrandó hacia las demás provincias, que cada vez consumen más productos en este tipo de feria.


Y no es poco lo que se vende. De acuerdo a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), este esquema mueve unos $ 56.000 millones al año. Y no sin consecuencias: las estimaciones entienden que estos puestos ilegales le quitan al comercio formal alrededor del 45% de las ventas promedio.


Fabián Castillo, vocero de la CAME y presidente de la Cámara de Comercio de Calzado de la Argentina, asegura respecto de esta problemática: "La clave es el ejercicio del poder de policía en la instancia que corresponda. Hay desde delitos federales, como el fraude marcario, hasta contravenciones que también deben ser sancionadas. Los inspectores deben controlar que haya factura, la procedencia de la mercadería y hasta las condiciones de las instalaciones para habilitarlas."


Las circunstancias en las que se emplazan estos mercados hacen que la competencia resulta imposible. El presidente de la Federación Comercial de Córdoba, Marcelo Stehli, asegura que es "imposible competir si se paga alquiler, tarifas e impuestos y en la puerta venden lo mismo sin ninguna carga". Los rubros textil, electrónica barata, calzado y bijouterie son los que identifica como los más perjudicados.


"Todo está atado a un problema social y eso es difícil de superar; hay resquemor a cerrar las ferias y nadie termina de saber cómo funcionan, si hay detrás una organización o sólo gente que compra y revende", afirma.


Las claves que explican la expansión de este fenómeno son la facturación, el esquema de ferias informales mueve una facturación de 56.000 millones por año, la falta de control y la reventa.


Relacionadas

Debates en la Argentina que sueña

Los encuentros con la gente que trabaja y sueña son como aire fresco. En algún lugar de la pampa los Ingenieros Agrónomos discuten sobre cómo llegar a techos de productividades más altos. Los nuevos germoplasmas y sobre todo, la agricultura por ambientes, permiten pensar en mayores rendimientos de los cultivos.

Claro que requieren de inversiones: más y mejores fertilizantes, protección de cultivos más eficiente, controles de malezas más complejos y sofisticados y ajustes en toda la tecnología: fechas de siembras, estructura de los cultivos, calidad de la siembra, etc, etc. Esta complejidad requiere más conocimiento por hectárea, más científicos, ingenieros y todas las tecnologías de este siglo. Es cierto que hay que invertir más y la ausencia de rentabilidad y acceso al crédito hace todo más difícil y lento. También el tema de sustentabilidad ocupa un lugar prioritario en el debate ...

Ver Más

Los argentinos, pesimistas sobre el futuro económico del país

Una consultora hizo una encuesta con dos preguntas clave que delimitan la esperanza en el país.

Ver Más

Goldman Sachs llega a la Argentina

El banco con sede en Nueva York desembarca en el país con la mirada puesta en el sector energético.

Ver Más

¿Por qué la Argentina se ve siempre tan afectada por lo que pasa en EE.UU.?

Analistas brinda su opinión sobre la situación que atraviesa el país.

Ver Más

El argentino que cuida millones y millones de bitcoins

Wenceslao Casares es credor de la startup Xapo.

Ver Más

Las 9 implicancias del acuerdo con el FMI

El Gobierno inició negociaciones con el organismo internacional ante el avance del dólar.

Ver Más