Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Salir de las tinieblas por un nuevo censo economico

“La cuantificación aclara cuestiones que podrían quedar borrosas en un análisis cualitativo. Sin la cuantificación no se pueden distinguir fácilmente los "hechos estilizados" que la teoría económica busca explicar de las "fantasías estilizadas" que a veces se perciben como la realidad”. Angus Maddison 

La falta de credibilidad y confiabilidad de las estadísticas oficiales ha llegado a su  máximo nivel, alcanzando al conjunto del sistema estadístico, revelando importantes inconsistencias e incluso contradicciones con el mismo relato oficial. Se constatan las siguientes fantasías no estilizadas:


1.Inflación: Las mediciones de ex técnicos del INDEC siguen discrepando de las mediciones oficiales. La inflación oficial es casi la mitad de la real. Inflación alternativa que se puede calcular gracias a que cualquier relevamiento serio de precios (Dir. Estad. CABA, IPC GB). A ello se suma el seudooperativo sinceramiento de la inflación nacional que hoy resulta nuevamente inconsistente con la realidad, publicación harto opaca que no presenta su desagregación regional ni los precios de los productos relevados y que fue realizada con el único fin de alinear y anular las inflaciones oficiales provinciales, incluso de gobernaciones de la oposición. Adicionalmente se encuentra distorsionado los índices de precios mayoristas por lo cual no es posible calcular un buen deflactor del PBI ni tampoco analizar los cambios en los márgenes de comercio. “No es el método, es la data que introduces en el método”. INDEC: trash in trash out


2.Pobreza: el último índice de pobreza oficial resulto cercano a los países escandinavos. Por las jocosas críticas recibidas se ha dejado de publicar.


3.PBI: la recesión que calculamos como Coordinador del proyecto ARKLEMS para la Medición de la Productividad y Competitividad de la economía argentina para la UBA y para la Universidad de Harvard es para el INDEC apenas un estancamiento de la actividad económica (ej. 2009: 0% vs -3,4% o 2014: 0% vs -2% proyectado). Según INDEC, el PBI crece gracias al importante dinamismo del sector financiero (contradictorio con el relato oficial). El crecimiento del PBI ARKLEMS puede estimarse por ahora gracias a la adopción de las fuentes y métodos tradicionales que antes de la intervención no eran indicadores del INDEC. Como se demostró anteriormente, la sobreestimación del PBI oficial no se debe a la manipulación indirecta de aplicar Inflación subestimada oficial sino la manipulación lisa y llana de sus cifras sin correlato con las fuentes y metodología tradicional de las Cuentas Nacionales basada en su mayoría en índices de volumen y cantidades y no en valores deflactados.   “No es el método, es la data que introduces en el método”. INDEC: trash in trash out.


4.PBI oficial nueva base 2004: en una nota en la newsletter Punto de Equilibrio y en el blog Foco Económico demostramos que las nuevas series oficiales por sector y por demanda presentan importantes incoherencias y su evolución es  similar a las series anteriores. El “nuevo” año base tiene 10 años de antigüedad, no refiere a la actual realidad y las cifras y distorsiones se concentran en el año 2013 y fue publicado con el único fin de eludir el pago del cupón PBI y no de medir la realidad argentina. Los deflactores del PBI no fueron sincerados y el ajuste por economía no observada resulta sobreestimada dados los ajustes previos por subcaptacion de locales y subdeclaracion de márgenes de beneficios en el propio Censo 2004. Por lo tanto el nivel como la evolución del PBI a precios corrientes resulta un desaguisado incomprensible que aunque de resultados contradictorios con el propio relato: tasa de inversión más baja, ello no es resultado de medir la economía sino  de la inconsistencia metodológica y técnica del cálculo, ya que se asigna toda la diferencia entre ambas bases oficiales al consumo, sin ningún correlato con la Encuestas de Gasto de Hogares.


5.Desocupación: la incipiente e importante reducción en los puestos de trabajo y pérdida del poder adquisitivo de ingresos laborales y planes sociales produce el efecto insólito de que la gente en lugar de buscar empleo se refugia a tomar mate en su casa dando por resultado la tasa de actividad más baja de América Latina. Este último efecto evidencia el sesgo oficial hacia la reducción artificial de la tasa de desempleo. Efecto adicional y más ruido produce el cambio en la población de referencia de la EPH utilizando el poco feliz Censo Población 2010 realizado asistemáticamente produciendo un efecto espureo de amortiguación del nuevo fenómeno de destrucción de puestos de trabajo.


6.Salarios de la ocupación no registrada:
los salarios nominales de los asalariados no registrados hace años que según la Encuesta de Hogares de INDEC crecen tanto o más que los salarios de la ocupación formal equiparando e incluso superando la inflación efectiva.


7.Comercio Exterior: sobreestimación de las exportaciones en los comunicados INDEC sobre balanza comercial a los fines de “amortiguar artificialmente el aumento del déficit comercial”. Descubierta a partir del análisis de consistencia de los flujos comerciales declarados por parte de los países destinatarios de las exportaciones.


8.Caída en la Calidad Encuestas INDEC: tanto la EPH dirigida a hogares como Encuestas dirigidas a empresas y locales productivos como la EIM se basan en el Censos fallidos o atrasados (Censo Población 2010, Censo Económico 2004), cuyos universos muestrales envejecen, no se actualizan ni se revisan lo cual deteriora aún más la calidad de cualquier encuesta basadas en ellos. Ej: con cuantos hogares se releva la EPH de Resistencia-Chaco por la cual esa provincia presenta persistentemente desempleo nulo frente a otras provincias de la misma región que tienen tasas de desempleo mucho más altas?


9.Deterioro en calidad de las respuestas a Encuestas INDEC: Pero la situación es aún peor si se considera la calidad de la respuesta de hogares y empresas a las Encuestas oficiales dada la pérdida de credibilidad del INDEC. ¿si el INDEC toca a su puerta de su hogar o empresa, que le contestaría? La respuesta a cargo del lector.


10.Censo Económico 2004: refiere a una estructura económica desactualizada con diez años de antigüedad. Presenta fallas de cobertura de importantes ramas de actividad que fueron corregidas parcialmente y no se presentan los criterios por los cuales se ajustaron al alza los valores de producción y valor agregado por subdeclaración de excedente o ganancias. Constituye la base del actual pseudo cambio de año base 2004 del PBI oficial.


11.Censo Agropecuario: realizado durante el conflicto con el campo año 2008. Sus resultados parciales brindan fuertes evidencias de inconsistencias y con escasa colaboración de los productores. Surge la necesidad de realizar un nuevo Censo Agropecuario, con la colaboración del sector.


12.Censo Población: expertos en demografía han señalado que existen fuertes dudas acerca de su calidad por el reemplazo y fuga de los equipos técnicos históricos y la inoportuna decisión de realizarlo a pesar de la coincidencia fortuita con el lamentable fallecimiento de Néstor Kirchner. Además de que la Población total no resulta compatible con las proyecciones realizadas por el propio instituto, entre otros resultados extraños.


Y numerosos desaguisados más que incluso contradicen el propio relato como fruto de la improvisación permanente, la sujeción del INDEC a las necesidades políticas del gobierno de turno y peor aún a la inoperancia técnica dada la fuga de cerebros interna y externa. El daño es tal, que en nuestra opinión son pocas las bases de datos confiables hoy en Argentina 


Los asalariados y sindicatos exigen y no tienen tolerancia a perder ningún punto de su poder adquisitivo y los empresarios que pierden competitividad a pasos agigantados (gracias al cepo cambiario y al uso distorsivo del atraso cambiario como única política antiinflacionaria) se resisten a perder rentabilidad:  pues además de la incertidumbre imperante se agrega la “novedad” de que el Estado no cumple su función primaria de proveer con calidad uno de los bienes públicos por excelencia: información creíble. Los inversores argentinos y extranjeros nos cobran el doble por darnos prestado, nos exigen el triple de garantías y tasa de ganancia que un país normal, de ahí las licitaciones, cláusulas secretas y nuevas concesiones firmadas sin discusión, etc. 


Algunos economistas más respetables deciden dejar de dar clases pues no pueden tomar como ejemplo las cifras de la economía argentina, otros dudan si cerrar el boliche, otros economistas que toman algunas estadísticas del INDEC como ciertas, si son serios, deberían publicar sus cifras y análisis con grandes notas al pie aclaratorias y los más tratan de dedicarse al análisis de otras economías. Mientras las consultoras hacen piruetas tratando de extraer cifras coherentes del INDEC o realizar costosas encuestas alternativas que nunca tendrán la cobertura y coherencia que debe proveer un Instituto Oficial de Estadísticas. 


A nuestro Juicio la Intervención Política del INDEC es asistemática, caótica, profunda y persistente.

Hay indicadores que son más fáciles de reproducir que otros y de esta manera comprobar la flagrante intervención. El hecho de que no se pueda comprobar que algunos relevamientos están alterados no implica que no lo estén y por lo tanto no sería un comportamiento consistente tomar del INDEC unas estadísticas sí y otras no.


Conclusión: estamos en las tinieblas. No sabemos dónde estamos. 


Un primer paso (técnico) que deberá encarar el nuevo gobierno es realizar un conjunto de nuevos Censos: Económico, Población y Agropecuario a partir de un Instituto de Estadísticas oficial que recupere credibilidad, capital humano y capacidad técnica. 


¿Para qué sirve un Censo Económico?


Los censos económicos permiten obtener información detallada de la estructura productiva de la economía argentina por sector de actividad económica y por región tanto a nivel provincial como municipal así como tambien , gracias a los censos económicos se puede obtener:


• Producto Bruto Interno Nacional y Provincial (geográfico): mejorando las estimaciones tanto a precios corrientes como constantes mediante la consistencia vía Cuentas Nacionales con otros registros y Censos de Población y Agropecuario.


• Valor de Producción, valor agregado y empleo por rama productiva y región


• Funciones de Producción y Estructuras de Costos por rama productiva y región


• Matriz de Insumo Producto Nacional y Regionales. El Censo Económico permite actualizar los eslabonamientos productivos, la distribución funcional del ingreso, medir la heterogeneidad productiva de cada sector y las funciones de producción sectoriales. Su información permite realizar políticas públicas a partir del diagnóstico y medición de las cadenas de valor y eslabonamientos productivos. Resulta importante mencionar que no se realizó ninguna Matriz Insumo Producto 2004. El país no dispone de este importante instrumento desde el año 1997 y por lo tanto todo modelo de simulación construido en base a la misma o en datos parciales de cuadros de oferta y utilización del año base distorsionado oficial 2004 se encuentran desactualizados y distorsionados.


• Marco Muestral de las Estadísticas Continuas (industria y otras) del Instituto Oficial de Estadísticas. Las encuestas pueden perder representatividad, al no actualizar el registro de firmas y establecimientos regularmente. Por ello se aconseja realizar Censos Económicos o mantener Directorio Actualizado de Empresas. Dado el abandono y falta de auditoria interna y externa del INDEC, hasta tanto se logre implementar Directorio continuo de empresas a partir de fuentes administrativas, será necesario continuar con el esfuerzo de realizar censos económicos con cierta frecuencia. 


Por lo tanto, hay que comenzar de 0. La realización de un nuevo Censo Económico junto con la realización de un nuevo Censo Agropecuario y de Población realizados por un Instituto de Estadística creíble es impostergable.


Ariel Coremberg: Coordinador Proyecto ARKLEMS Productividad y Competitividad Argentina. Profesor de Teoría y Medición del Crecimiento Económico-UBA. Experto en Cuentas Nacionales. Ex Consultor INDEC en PBI y Matriz Insumo-Producto. www.arklems.org

Columnista