Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Se profundizó la recesión en todos los sectores y la actividad económica cayó 4% en octubre

La actividad económica retrocedió en octubre un 4% interanual y de esta manera acumuló en los primeros diez meses del año una caída del 1,7% en relación al mismo período de 2017, informó ayer el Indec. La baja estuvo explicada por el comercio mayorista, minorista y reparaciones, que descendió 11%, la segunda marca más alta desde 2015, y la industria manufacturera, que se contrajo 5,3%, aunque las cifras muestran que la recesión se profundizó en todos los sectores.


De acuerdo al estimador mensual elaborado por el ente estadístico, Transporte y Comunicaciones se desplomó 3,3% y la Construcción, un 4,7%. En tanto, la intermediación financiera que venía esquivando la crisis, cortó una racha de casi dos años de crecimiento ininterrumpido y cayó 2,3%. Por su parte, en hoteles y restaurantes la baja fue del 3,4%, y en la explotación de minas y canteras del 2,7%.


Los sectores en donde se registró una expansión fueron la pesca, que avanzó un 28,4% y la agricultura, ganadería, caza y silvicultura con un alza del 2,9%. También el rubro enseñanza mejoró un 1,1%.


Los datos muestran un 2018 marcado por la sequía y el deterioro del poder adquisitivo provocado por la devaluación y los aumentos tarifarios, que volverán a repetirse en el 2019 ante la necesidad de eliminar los subsidios para cumplir con el déficit cero que impuso el Fondo Monetario Internacional.


"Probablemente el año termine con una contracción en torno al 2% o 2,5%, es un resultado pésimo", evaluó el economista de la UBA Ariel Coremberg en diálogo con BAE Negocios. Las perspectivas para el 2019 tampoco son alentadoras, sobre todo si se tiene en cuenta que comenzará con tarifazos en transporte, gas y luz (ver página 3), lo cual "va a deteriorar el poder adquisitivo y los ingresos laborales", apuntó el director del proyecto Arklems.


Así, se replicaría el esquema observado en 2018, que arrancó con un elevado piso de inflación tras los ajustes en los servicios públicos implementados tras las elecciones legislativas. "Una parte importante de la suba de precios de este año es arrastre por las tarifas", puntualizó Coremberg, efecto que luego se vio exacerbado por la corrida cambiaria y un salto en el tipo de cambio de más de 100%.


"Cuando se incorporan las tarifas a los costos, se producen los llamados aumentos de segunda vuelta", describió el economista.


Por su parte, desde la consultora LCG consideraron que "es difícil afirmar que la actividad haya tocado un piso en octubre" porque la baja base de comparación magnifica las subas intermensuales, que en este mes fue del 0,9%.


En ese sentido, se observó una desaceleración de la caída dado que en septiembre el descenso había sido del 6,1%. LCG advirtió que "todos los sectores empeoraron" respecto al dato promedio del tercer trimestre, salvo la minería.


"Creemos que en noviembre los guarismos desestacionalizados podrían volver a ser negativos", reza un informe difundido por la firma, que menciona la baja del 34% en las importaciones medidas en cantidades, lo cual licuaría la mejora intermensual de octubre.


"Proyectamos que este año la actividad tendrá una caída del 1,9% anual, lo que dejaría un arrastre estadístico negativo de 2,6 puntos porcentuales para el año que viene", pronosticó la consultora fundada por el ex ministro Martín Lousteau.


La firma señala que "se monta una coyuntura complicada derivada del acuerdo con el FMI y el escenario político en un año electoral, cosas que podrían agregar una buena cuota incertidumbre y volver más sombrío nuestro escenario base" de crecimiento 0 para 2019.


*Artículo publicado en BaeDiario