Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Leve recuperación del salario

El poder adquisitivo de los argentinos está en alza, impulsado por las expectativas hacia fin de año. El Ahora12, uno de los grandes impulsores del consumo, que afecta también de manera positiva la producción. 


De acuerdo a un informe de la consultora INVECQ, y pese a las idas y vueltas de los últimos meses, el salario, el poder adquisitivo real de los argentinos, muestra signos positivos.


Los datos duros lo sustentan. En el primer trimestre de 2015 creció un 3%, mientras que en el segundo, aunque el crecimiento se estancó, aumentó un 1%. A esto se suman otros factores, como el alza en el consumo: las ventas en supermercados registradas por el INDEC subieron un 28% en junio, lo que se traduce en un 4% por encima del aumento de precios según el IPC Congreso. Siguen la misma tendencia las ventas minoristas, que se recuperan a un ritmo de 2% interanual.


Otro de los factores que sustentan esta suba es el financiamiento al consumo de los trabajadores formales con capacidad de compra en crédito a través del plan de fomento al consumo Ahora12, en donde indumentaria es el rubro de mayor crecimiento.


Y también juega un rol importante en esta tendencia la política cambiaria, dado que el tipo de cambio real en junio se apreció un 19% interanual, lo que significa que los salarios medidos en dólares también registran aumentos, presionando sobre el consumo de importaciones y sobre el turismo. Estas cuestiones son además positivas porque tienen un correlato en la producción, principalmente en la construcción, el sector agropecuario, y algunas industrias como la de alimentos y bebidas, metalmecánica, y textiles.


Sin embargo, la Argentina aún está lejos del salario que había conseguido en 2013, previos a la devaluación desordenada de 2014. Y a su vez, la dinámica del empleo se encuentra estancada, sustentada apenas por la creación de empleo público. 



Relacionadas

¿Qué es la inflación y cómo puedo cuidar mi bolsillo?

¿Qué es? La inflación es el aumento sistemático y generalizado de precios en una economía. Es decir, que suben los precios de todos los bienes y servicios que se producen y utilizan en una economía, cada uno con sus propias características y a diferentes ritmos. ¿Cómo se mide? Mediante el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que difunde el Indec sobre una canasta de bienes y servicios de consumo de una familia tipo (dos adultos, dos menores) en la cual se relevan aproximadamente 200.000 productos y tienen sus propios ponderadores. De esta manera, podemos comprender cuánto deben aumentar nuestros ingresos para sostener el mismo nivel de vida a medida que pasan los meses con inflación. Muchas veces oímos frases como: "el gas aumentó 80% y me dicen que la inflación fue de 30%, ¡no puede ser!", y sin embargo es correcto...

Ver Más

Una "enfermedad" llamada inflación

Sin ánimo de ponerme en el rol de economista, ni faltarle el respeto a una noble profesión que lleva años de estudio y dedicación y a la cual respeto muchísimo, me he propuesto realizar un análisis sobre la inflación que históricamente ha sufrido nuestro país en más de 70 años, a excepción de la década del noventa cuando funcionó la convertibilidad durante los gobiernos de Carlos Menem y Fernando De la Rúa. Sin dejar de mencionar en ese período la triste y recordada etapa de hiperinflación que tuvimos en 1989 durante la presidencia de Raúl Alfonsín, cuando la variación de precios de ese año superó el 3 mil por ciento. Por los recurrentes ciclos de suba de precios que experimentó y aún sigue padeciendo Argentina, con consiguientes consecuencias para su población –en la cual me incluyo–, considero que la inflación se ha transformado en una “enfermedad” crónica y prácticamente autóctona de éstas latitudes. Mientras que en la mayoría de las naciones del mundo hace varias décadas que la inflación no constituye un problema, los argentinos seguimos soportando las efectos de ...

Ver Más

La inflación de septiembre fue 6,5%, la más alta en dos años y medio

El Indec informó que en nueve meses de 2018 acumuló un 32,4%, con un fuerte aumento en el rubro alimentos. Fue la tasa mensual más alta desde el 6,7% de abril de 2016. Economistas advierten que la inflación de 2018 será la más alta en 27 años

Ver Más

La desocupación subió en el segundo trimestre de 2018 y es la mayor en 12 años

El derrumbe de la actividad económica que provocó la mayor sequía en 50 años, junto a la severa contracción del consumo de las familias, y el cambio del escenario internacional para la deuda argentina, determinó que se registrara un nuevo salto de la tasa de desempleo, a un nivel que no se veía desde el tercer trimestre de 2006, cuando aún no había sido intervenido el Indec.


Ver Más

6 pros y 11 contras de optar por la dolarización plena de la economía

Larry Kudlow, reconocido como el principal asesor económico de la Casa Blanca, aseguró en una entrevista el último fin de semana a la cadena de noticias Fox News que "el Tesoro de Estados Unidos analiza la posibilidad de emplear un nuevo plan de convertibilidad de la moneda argentina", y que "la posibilidad de dolarizar la moneda argentina podría ser la clave para que la economía nacional pueda resurgir". Más allá de que la idea pueda resultar verosímil, por las severas y crecientes dificultades que enfrentan los gobernantes de turno en la Argentina para estabilizar la economía, excepto acudiendo a atajos, como el exceso de regulaciones, cepos, default, endeudamiento del sector público, pero por plazos cortos, no cabe duda de que un giro hacia la dolarización plena generaría inicialmente bajar la inflación, reducir al mínimo las tasas de interés y revertir las expectativas negativas, y, en caso de crisis, potenciar el desempleo. Muchos países han transitado en su historia procesos de alta inflación y ciclos de de depresión de la economía, pero pocos han adoptado un régimen como la convertibilidad, como se implementó en la Argentina en los 90, o la dolarización plena, como hoy mantienen muy pocos países: Panamá, El Salvador y Ecuador. Veamos las ventajas y los perjuicios de la pérdida de la soberanía monetaria.

Ver Más

La inflación del 2018, con piso del 30

La inflación se acelera y alcanzará al menos 30% este año, por lo que el alza de precios rozará la cota máxima acordada con el FMI de 32% para el 2018, indica un informe publicado por Ecolatina. Según el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de Gran Buenos Aires (GBA) elaborado por la consultora que fundó Roberto Lavagna, se acumuló un alza de 16% en la primera mitad de 2018. La suba de precios regulados explicó la aceleración de la inflación en el primer trimestre (+6,9%), y el salto cambiario la fuerte suba del segundo trimestre (+8,5%). "Las presiones inflacionarias seguirán latentes en la segunda mitad del año", advirtieron.

Ver Más