Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Sin GPS, lo más difícil para la economía será acertar el largo del túnel recesivo

Por Hernán de Goñi

La actividad económica entró en un túnel oscuro y largo. Hace dos meses que el GPS está desconectado y por esa razón ninguna dirección parece la adecuada. La peor sequía de la historia había contribuido a minar los datos del segundo trimestre, y la pronunciada devaluación hizo paralizar a aquellos sectores que habían actuado como motores, en especial la construcción pública y privada y rubros industriales como la fabricación de autos.
Hacia donde uno pose la mirada, los datos no suenan alentadores. Pero no hay chance de apagar el televisor y encenderlo cuando nos guste más el programa. Con el tablero lleno de números rojos, será necesario volver a contar brotes verdes en la medida que vayan apareciendo.
El Gobierno está concentrado en estabilizar las variables financieras y dar certidumbre fiscal a los inversores externos. Tratar de que el dólar retome un sendero previsible es central para que precios, salarios, consumo y crédito dejen de restar y vuelvan a sumar. Pero ese movimiento no depende solo de la Argentina. El Gobierno no quiere volver a anclar el tipo de cambio, en parte porque no puede hacerlo sin un sacrificio grande de reservas y en parte porque el FMI no lo deja.
Por eso necesita que las fluctuaciones de la moneda estadounidense se detengan. Para eso también tiene que mostrar a los inversores que el horizonte político y fiscal no tiene por qué justificar un castigo mayor que el que sufren otros mercados emergentes.
La Argentina seguirá varios meses más por ese camino lleno de piedras y sin señales claras. El recálculo en marcha asume inflación mayor a la de 2017 y caída de actividad pero nadie arriesga una variación de PBI negativa. Con este dólar, el campo, las economías regionales y el turismo pueden dar buenas noticias. También podría disparar inversiones de oportunidad, para aprovechar activos devaluados. Lo que habrá que esperar es el momento en que cambie la tendencia. Será antes de que lo palpe la calle. Ese día las apuestas políticas y económicas tendrán otro sentido.
*Director Periodístico de El Cronista

Relacionadas

El mercado ignora las buenas noticias y sale muy golpeado con las malas

Luego de haber visto como operaron los activos financieros la semana pasada y como arrancaron esta, se puede afirmar que la calma cambiaria duró tan solo un mes, que la volatilidad está de vuelta y que existen muchas chances de que haya regresado para quedarse por un rato más. Los desafíos que actualmente enfrentan los activos financieros son varios, aunque gran parte de estos se puede resumir en que tanto los bonos como las acciones no encuentran un driver (fundamento) positivo al cual afianzarse para generar nuevamente expectativas positivas. Es decir, el mercado no solo no encuentra drivers positivos, sino que abundan los factores de riesgo y argumentos negativos para generar mayor incertidumbre de cara a lo que viene. El mercado se comió una variedad de noticias que supuestamente podrían haber sido positivas pero que no resultaron en un buen desempeño de los activos. El rebote fue efímero y el mercado retomó la tendencia bajista. Ya sea el acuerdo con el FMI, el hecho de que el mercado haya regresado a la categoría de emergentes o los cambios en el equipo económico, todas ellas tuvieron un efecto "positivo" de menos de 48 horas, para que luego la incertidumbre, dudas y debilidades de los activos quedasen retomadas para llevar a los precios hacia niveles inferiores.

Ver Más

Las 3 exigencias que impuso la primera auditoría del FMI a las finanzas de la Argentina

En medio del comienzo de las reuniones entre los técnicos del FMI y del gobierno argentino se conocieron ya las primeras medidas que el  organismo le impuso a la Argentina para poder cumplir con el programa stand by de tres años firmado el 14 de junio pasado.

La misión encabezada por el economista Ricardo Cardarelli mantuvo una reunión ayer durante las primeras horas de la mañana en el Palacio de Hacienda con el equipo económico comandado por el ministro Nicolás Dujovne y luego con el  presidente del Banco Central de la República Argentina, Luis Caputo, y los integrantes del Comité de Política Monetaria.

Según pudo saber Infobae, los técnicos manifestaron la preocupación de la directora gerente, Christine Lagarde, por la débil situación de la economía argentina, y para revertir ese cuadro le sugirieron al Gobierno cumplir rigurosamente con tres objetivos para aprobar la primera revisión de la metas del acuerdo por tres años que comenzó hoy y que se extenderá hasta el próximo 22 de agosto, clave para activar un segundo desembolso, ahora por USD 3.000 millones, a saber:

1. Fuerte reducción de la tasa de inflación. La meta deberá ser igual o menor a las expectativas actuales del mercado (REM) para el cierre de 2018, que es la meta superior...

Ver Más

Mauricio Macri, sobre la suba del dólar No pasa nada, tranquilos

El Presidente restó importancia a la suba que se registró en los últimos días, al asegurar que "no pasa nada". Mientras tanto, el dólar en la city porteña cayó algunos centavos luego de una serie de medidas adoptadas por el Gobierno y el BCRA. Sigue por encima de 30 pesos


Ver Más

Tras la crisis cambiaria, a cuánto estará el dólar a fin de año según los economistas

El economista Orlando Ferreres estimó que la divisa norteamericana  registrará "aumento progresivo" por la menor venta intervención por parte del Banco Central. Su estimación para cerrar el 2018

Ver Más

La imagen lo es todo: cómo vemos a los organismo multilaterales

En los últimos años, los organismos multilaterales se han comportado de la siguiente manera: le han sacado plata a los pobres de los paìses ricos, vía impuestos, para dársela a los ricos de los países pobres que son los primeros que se salvan a la hora de escaparse cuando viene un gran rescate. Esa es la imagen que tienen muchos, de muchos organismos multilaterales. La pregunta es: ¿globalización o proteccionismo?. A título personal, Claudio Zuchovicki afirma ser "bastante proglobalización". Es que cree que "muchas cosas son inevitables y no vale la pena resistirse cuando las empresas ya son globales y se guían a través de la nube y no tanto de los físico. Hoy, las empresa ya no tiene nacionalidad". Por eso, el nuevo rol de los organismos multilaterales es de tratar de hacer llevadero esto, en los países donde hay mayor resistencia. Incluso en los Estados Unidos, cada vez más proteccionista, que se debate en una guerra comercial con China; o paìses como el nuestro, emergentes, intentando entender que somos todos ciudadanos del mismo mundo. Para tratar de entender este nuevo mundo nos visitó en El Inversor Marcelo Scaglione, representante de la Argentina ante de la OCDE.

Ver Más

¿Y si la economía no fuera todo?

“La única función de la predicción económica es hacer que la astrología parezca algo más respetable.” Aunque no lo parezca, esta idea fue expresada por un economista. Y no por cualquiera, sino por el canadiense John Kenneth Galbraith (1908-2006), uno de los más prestigiosos e influyentes del último siglo. Autor de obras de consulta permanente, como “La sociedad opulenta” o “El nuevo estado industrial”, Galbraith fue un hombre comprometido políticamente, muy cercano al partido Demócrata en Estados Unidos, y desconfiaba del poder omnímodo de los mercados así como del poder financiero que, carente de bases materiales concretas y de rostros que se puedan ver y registrar, termina por operar desde las sombras para determinar el destino de personas, sociedades y países. Como dándole la razón a Galbraith es posible encontrar astrólogos que desarrollan su pensamiento con certezas y fundamentos más claros y cimentados que muchos economistas. Pruebas al canto, las obras de la psicoterapeuta junguiana británica Liz Greene, del fallecido Howard Sasportas, de Alexander Ruperti o de Bill Tierney. Al revés de tantos émulos de Casandra que deambulan por los pasillos de la economía, aquellos autores astrológicos no se proponen vaticinar el futuro, sino entender de qué modo y por qué razones las complejas energías que constituyen a una persona podrían desarrollarse o abortarse en el tiempo. Aun así, prevalece un respeto por los oráculos económicos que no siempre se otorga a los astrológicos. Personas que no entienden de ninguna de las dos disciplinas suelen creer en la predicción ...

Ver Más

Columnista