Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Los 3 pilares fundamentales para emprender un negocio

Por Gerardo González

​Siempre hay gente que arranca el año de manera negativa. Seguro entre tus conocidos hay alguien con estas características, que desde el principio dice: "con esto me va a ir mal" o "esto no va a funcionar". Arrancan con un NO de antemano. Consulté a varios coach en liderazgo colaborativo y a expertos en motivación para pymes, quienes me ayudaron a comprender el por qué de este estado y de alguna manera "ponerle huevo" al nuevo año que comienza. 

Uno de ellos es Diego Pasjalidis. Como buen ingeniero, me ayudó a encontrar la respuesta a este problema. Él sostiene que emprender es algo que puede hacer cualquiera, pero se debe encontrar la manera de tener un negocio -que ya tienen muchos otros en algunos casos- de una forma distinta, de una forma viable. 

A pesar de la coyuntura, a pesar de que la situación está difícil para la gran mayoría, sabemos que hay economías y sectores a los que les está yendo bien. En algunos lugares, incluso, están siendo muy competitivos. Por eso es fundamental emprender a partir del "Sí, se puede" y dejar de lado el "No, no se puede". "Siempre se puede, incluso hay oportunidades hasta cuando las cosas están mal", sostiene. 

Lo escuché aseverar una realidad: "El mundo está entrando en una nueva revolución: la revolución de la industria 4.0, donde los robots comienza a reemplazar actividades diarias del hombre, la inteligencia artificial cada vez se emplea más, y la automatización de tareas no vienen a sustituir la fuerza y el músculo, sino el cerebro". 
Pero ¿cómo se adaptan los emprendedores a este nuevo ecosistema?. "Para quienes quieran negarlo, lamentablemente las probabilidades de desaparecer son mayores", afirmó. 


Para aquellos que ya están emprendiendo o para quienes están pensando en emprender, el ingeniero Pasjalidis enumeró tres pilares que deben tener en cuenta hoy por hoy: Innovación, tecnología y cooperación. 

"No importa lo que hagas. No importa si tenes una fiambrería o si sos un profesional de la salud o un ingeniero. Ser distinto, ser diferente y agregarle valor a lo que haces es clave. Hay que poder utilizar todos los recursos que nos brinda la tecnología, como es el caso de Internet. La gente debe recordar que hoy podemos estar conociendo cualquier país, consultado libros, leyendo noticias o recopilando datos a través de la web, con nuestro celular o con una PC. Eso tiene un valor tremendo. La información está ahí, disponible y al alcance de todos. Es como entrar a una cocina, abrir la alacena y tener todos los ingredientes que necesitamos a mano para usar El tema es: ¿qué hacemos con eso?",  se preguntó.

Sabemos que algo sencillo es recurrir a redes sociales como Instagram, por ejemplo. Allí cualquiera sube fotos de sus productos o de los servicios que brinda. Pero ¿dónde está la innovación en esa subida de fotos? ¿dónde está la posibilidad de monetizar esa actividad? 

"Vos me podés decir que muchos se hicieron instagramers o youtubers famosos, pero está claro que no por simplemente subir pavadas y compartir chistes. Lo hicieron generando atracción. Dando recomendaciones de ropa o dónde ir a comer, brindado consejos para deportistas. Cuando uno encuentra ese famoso nicho donde hace algo diferente, la gente te comienza a seguir. Y no solo la gente, también las marcas. Hoy cualquiera de nosotros puede monetizar lo que haga a través de internet", sostiene.  

Dijimos entonces innovación, tecnología y por último y tercero: la cooperación. "No lo hagas solo. Muchas veces las ideas no se te ocurren o no tenés el conocimiento. Si no podés solo, buscá la forma de cooperar con otro que sí tenga el conocimiento, que tenga la habilidad, que tenga ese contacto, o que tenga el canal comercial. Hacer algo en conjunto para que todos ganen", afirma.

Debemos entender que la cooperación es la forma que tenemos de potenciar nuestro emprendimiento. "En Argentina tendemos a ocultar las cosas, a no compartir una idea por el temor a que nos la roben. Esa forma tradicional de pensar está desapareciendo. Quizás a una persona en un millón le vaya bien, pero el resto no somos así", observa.  


En definitiva, de lo que el ingeniero habla es que no solo es importante la tecnología, miremos en qué estamos siendo innovadores para crear un negocio, posicionarnos y generar esa atracción para que la gente compre nuestro producto. Las oportunidades están siempre. Seamos positivos, imaginemos el futuro con nosotros ahí como protagonistas y de espectadores. 

Columnista