Newsletter Semanal equipo bulat

Análisis Semanal

Una recuperación económica lenta que mejora en 2018

Especialistas analizaron la situación actual y se mostraron entusiastas respecto de los resultados que se obtendrán el próximo año.


"Pensábamos que la recuperación económica iba a ser más rápida". Esa fue la frase que la semana pasada pronunció la vicepresidenta Gabriela Michetti, que admite así que los números de la economía actual no son los que el gobierno esperaba.


Ahora, con las elecciones a cuestas, las noticias tampoco resultan alentadoras aunque los especialistas están convencidos de que en 2018 el panorama por fin comenzará a mejorar.


De acuerdo con el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, que se nutre de proyecciones de las consultoras, habrá una evolución del PBI de 2,7% este año. “En tanto, los analistas del mercado continúan proyectando tasas de crecimiento del PIB de 3,0% para 2018 y de 3,2% para 2019", de acuerdo con la nota publicada por Infobae.


Por su parte, el economista Miguel Kiguel estima un crecimiento de entre 3 y 4 por ciento para 2018, por encima de las estimaciones de 2017, con una mejora de 8% en la inversión y una recuperación de 3% en el consumo.


"Cuando la economía empieza a andar es más fácil mantener el crecimiento que frenar. Y a diferencia del gobierno anterior, ahora hay crédito externo que antes no había", advirtió Kiguel.


Asimismo, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, confió en que en 2018 Argentina crecerá "seguramente por encima del ritmo al que crecerá este año, que es 3%" y destacó que la inflación bajará y que la reducción del déficit fiscal cumplirá la meta oficial de 3,2% del PBI.


Desde Analytica los especialistas detallaron que la recuperación de la actividad doméstica es lenta. "Argentina registra el mismo nivel de actividad que en el primer trimestre de 2012 pero con menores exportaciones, menor inversión y mayor consumo público y privado", aseveraron.


Respecto de la evolución del consumo, dijeron que si bien se registró una evolución positiva en el primer trimestre de 2017, se debió al ingreso de productos importados, por lo que "no impacta significativamente en el PBI debido a su elevado componente importado". De hecho, advirtieron, “es contraproducente desde el punto de vista del equilibrio macroeconómico: si el consumo crece por encima del Producto (como se observó en primer trimestre de 2017), la participación de este componente en el PBI crece; incluso podría ubicarse por encima de los máximos históricos registrados en 2015".


La consultora Ledesma fue otra de las firmas en dar su opinión e indicó que "el nivel de actividad promedio de los primeros cinco meses de 2017 se ubicaría 1% arriba del correspondiente al mismo período de 2016 y prácticamente al mismo nivel que el del lapso comparable de 2015".


"Los datos de nivel de actividad del primer semestre y sobre todo los del segundo trimestre, mostrarán una actividad económica que ya se puso de pie y empieza a recuperar terreno perdido, fuerte dinamismo de la inversión mediante. Esto último no es un dato menor, porque aporta buenos augurios respecto de la sustentabilidad de esa dinámica", finalizó.


Relacionadas

¡Otra vez precios políticos, no!

La aceleración del ritmo de aumento de los precios al consumo en el primer trimestre del año no era esperado ni por el oficialismo, ni por la oposición. Dentro de los primeros se destacó la "sorpresa" que significó para la propia autoridad monetaria, según manifestó Federico Sturzenegger en la conferencia mensual de presentación del Informe de Política Monetaria del Banco Central. Mientras que entre los segundos se encolumnaron desde la líder de la Coalición Cívica y puntal de Cambiemos, Elisa Carrió, y gran parte del conjunto de la oposición que responsabilizaron de la alta inflación a las subas de las tarifas de los servicios públicos. De una forma, u otra, cuando aparecen serios desvíos en el comportamiento de los precios, aparecen las tentaciones y acciones orientadas a interferir en las tendencia de los mercados. Unos, como la autoridad monetaria, justifica la venta de dólares de las reservas  para "estabilizar el mercado de cambios". Otros, como los sindicatos y algunos formadores de opinión que no creen en los mercados alientan los "controles de precios".

Y, como siempre parte de la dirigencia política insiste con replicar experiencias fallidas populistas de congelamiento de tarifas, mientras no sólo se resisten a votar un recorte del gasto en la burocracia del Estado y renunciar a  "viáticos" que nunca usan; sino que no reconocen el valor de la existencia de la tarifa social para los sectores de bajos recursos.

Ver Más

Estamos perdiendo

Se conoció estos días el dato de inflación del mes de marzo, que dentro de lo previsto por los analistas cerró en 2,3 por ciento, acumulando 6,7 por ciento en los tres primeros meses y 25,4 por ciento en los últimos 12 meses. Hasta ahí ninguna novedad. La economía tiene un poco menos de inflación que la que había en 2015 (ese año cerró en 28 por ciento), pero buena parte de esa inflación obedece a la actualización de las tarifas que se congelaron de manera demagógica, en el gobierno anterior. Esto quiere decir que estamos sufriendo los aumentos de luz, gas y transporte que corresponde hacer por efecto de los aumentos de costos que produce la inflación actual, pero también los de años anteriores. Por eso, para entender lo que realmente está pasando con la inflación generada por este gobierno, los economistas miramos la core inflation o inflación núcleo. Este no es un invento argentino, sino que es práctica habitual de los Bancos Centrales de todo el mundo, concentrarse en la inflación núcleo, que es la que responde directamente a la política de la autoridad monetaria.

Ver Más

Subió la expectativa de inflación para 2018

La proyección este año subió en marzo hasta el 20,3%, con un incremento de 0,4 punto porcentual respecto a febrero pasado, según el REM que realiza el BCAR en base a las previsiones de consultoras y centros de investigación locales y extranjeros.

Ver Más

El importante desafío de crecer dos años seguidos

La ciencia económica ha estudiado en diversas oportunidades, y a lo largo de su propia gestación, que no todos los procesos funcionan de la misma forma en sociedades diferentes, así como tampoco en tiempos históricos diferentes. Durante los últimos años, particularmente desde 2011, la dinámica del crecimiento en la Argentina se dio en forma de "serrucho". En los años electorales se lograba alcanzar una expansión respecto del año previo, mientras que al año siguiente la economía volvía a decrecer, dinámica que se sostuvo durante 5 años en la cual la economía en términos netos exhibió un crecimiento nulo. 

Haciendo un breve repaso por los resultados del pasado, tras la brusca caída del año 2002, producto de malos manejos macroeconómicos, la brecha entre el PBI real y el PBI potencial fue una de las mayores de la historia. Es decir, muchos recursos (mano de obra y capital), quedaron fuera de uso y la recuperación de ese producto bruto, fomentado por políticas fiscales y monetarias pro-cíclicas, generaron que esa brecha se achicara año a año, producto de los datos positivos de crecimiento económico. Sin embargo, el principal desafío se encontró en...

Ver Más

Los datos de empleo y la macroeconomía

Desde que en el segundo semestre de 2016 aparecieron los primeros indicios de reactivación de la actividad económica agregada hasta hoy surgieron aparentes contradicciones entre ese nuevo escenario, con "siete trimestres consecutivos de crecimiento del PBI", según resalta a menudo el ministro de Hacienda y su equipo, y las quejas y cuestionamientos crecientes de sindicalistas, economistas independientes y también de empresarios sobre la fortaleza de esa recuperación en el agregado general y la realidad que afecta a cada sector...

Ver Más

Nuevas plataformas de economía colaborativa

La tendencia ya es furor en Europa y no para de crecer en América Latina.

Ver Más