Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Daniel Sticco

Por qué ir al FMI si podemos caminar solos

En la tercer muestra de debilidad y fracaso de la Jafatura de ministros y su equipo de secretarios coordinadores que llevó a delegar a la política económica en un equipo sin carácter, pero con notable obsecuencia a Marcos Peña, el Gobierno aceptó pagar un enorme costo político por un resultado que puede volver a ser negativo. No hay dudas de que fue totalmente inapropiado haber cancelado en 2006 la deuda con el Fondo, porque se usó para transferir recursos del pueblo a pocas manos y pagar un costo de la deuda del doble al actual, además de engañarlo haciéndole creer que de esa forma se allanaría el camino hacia el crecimiento sostenido y sustentable. Ahora el Presidente corre el riesgo de ser engañado por su entorno que le dice que el problema que arrastra desde los primeros meses de su gestión se originó en la aparición de egos y no en un error de diagnóstico y elección de políticas. Antes de tomar la difícil decisión de volver al Fondo se debería haber diseñado un plan claro y consistente, pero no se lo hizo.  Como no se lo hizo cuando se decide sin evaluar los costos de recalibrar la meta de inflación, para no decir que se quería forzar la baja de las tasas de interés y avasallar el rol del Banco Central. Lo que vino ya es conocido por todos, como sus costos, agravados por la sequía y nuevo escenario externo.

ver más

Pablo García

Factura de crédito electrónica, una oportunidad para las Pymes

En toda economía desarrollada existe un sistema financiero que acompaña y estimula el crecimiento. Al canalizar el ahorro en inversión, desempeña una función esencial como motor del crecimiento productivo. Para las Pymes es vital: necesitan financiamiento para crecer. Sin liquidez, quedan en una posición poco competitiva frente a grandes empresas que muchas veces se financiaban con las Pymes proveedoras. Por eso, las Pymes necesitaban de manera urgente un sistema financiero que mejore sus condiciones y las ayude a ser más competitivas y a ser parte el mercado de capitales. Esta semana tenemos una gran noticia: la sanción de la Ley de Financiamiento Productivo que acaba de aprobar el Congreso crea la Factura de Crédito Electrónica que permite a las Pymes reducir el costo de financiamiento y ampliar su acceso al mercado de capitales. Si bien el descuento de facturas ya existe, la Ley abre las posibilidades a todas las Pymes para que operen en este mercado. Existe poco conocimiento sobre este instrumento y sus beneficios, en particular para las pequeñas y medianas empresas. La operatoria es ágil y sencilla. Una empresa que necesita capital de trabajo para el giro habitual de sus negocios, puede anticipar el cobro de sus facturas cediéndolas a una entidad de factoring. Esta le adelanta un porcentaje del...

ver más

Especial de la Semana

Análisis Semanal

En Compañias