Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Claudio Zuchovicki

La emisión, la ilusión del control y el valor real de los bienes

Cuenta la historia que, un día, un padre antes de morir le dijo a su hijo: "Este es un reloj que tu abuelo me dio y tiene más de 200 años. Antes de entregártelo, te pido que vayas a la tienda de la esquina y que le digas al dueño que quieres venderlo para que te cuente lo mucho que vale". Se fue y luego regresó con su padre y le dijo: "El señor de la tienda me paga solo US$5 porque el reloj es viejo". El padre dijo: "Ve ahora a la cafetería a ver cuánto pagan". El hijo partió, volvió y dijo: "Me paga US$5 también padre, porque dice que hay muchos más modernos ahora". "Ve al museo ahora y muestra ese reloj", insistió. Al regresar, le dijo sorprendido a su padre: "Me ofrecieron un millón de dólares por esta pieza". El padre a modo moraleja, miró a su hijo a los ojos y en voz baja susurró: "Quería que aprendieras, hijo, que siempre hay un lugar correcto donde sabrán el valor de las cosas, incluso de lo que tú vales".

Empiezo con este hermoso cuento para expresar que todo tiene su contexto, su tiempo y su lugar. Soluciones del pasado no necesariamente servirán en el futuro. Grandes protagonistas de la historia escribieron lo que escribieron en un contexto determinado, para una sociedad, una educación y una conflictividad determinada. Obviamente, hoy el contexto es otro, la sociedad ha cambiado, los conflictos y la manera de educarnos también.

ver más

Santiago Bulat

El difícil acceso a la vivienda propia en un mercado inmobiliario dolarizado

¿Cómo elegir? Probablemente la decisión de cuál será la política habitacional de una familia o un individuo sea de las más significativas en materia económica a lo largo de la vida. Es que es una decisión estrictamente personal y sujeta a las posibilidades de cada uno. Pero también depende del contexto económico del país. Dolarizado. Actualmente, en buena parte de la Argentina, sobre todo en donde hay mayor concentración de población, la compra-venta de inmuebles se realiza estrictamente en dólares. Podemos situar el momento histórico del comienzo de este fenómeno en los años 70. Tras una brusca devaluación y una consecuente pérdida de poder adquisitivo, se profundizó la desconfianza en la moneda local, eligiendo el dólar como moneda de confianza para realizar las transacciones de mayor valor, como los inmuebles. Este fenómeno trae aparejado varias consecuencias. La primera es que, para ciertos bienes, el peso deja de cumplir con una de las características que debe tener cualquier moneda: ser unidad de cuenta. Ciertos bienes que se transaccionan en la economía (los de mayor valor) dejaron de ser medibles en pesos para pasar a valorizarse en una moneda que no es la de curso natural. Segundo, desincentiva el mercado de créditos que constantemente queda descalzado...

ver más

Especial de la Semana

Análisis Semanal