Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Alejandro Fidias Fabri

Lilita o la perversión de una tía bonachona

La semana pasada fui a comprar crema de leche al supermercado chino. Estaba en la góndola revisando los precios y tomé una que costaba $ 40. Justo se puso el chino a ordenar esa góndola. Le mostré la crema y le dije “¡40 $ es carísimo!”. El chino me miró y me respondió con paciencia oriental: “Llevala ya porque estoy remarcando la góndola y ahora va a costar $ 50”. Le agradecí por el dato y me fui contento por haber pagado un buen precio.  Me pregunté qué pasa con la moneda que lo que en un instante resulta caro, pasa a ser barato en el instante siguiente.
Y esta situación me llevó a pensar en el marco psicótico en que se desempeña la sociedad argentina: hoy, con cuarenta monedas de un peso compro un bien, segundos después serán necesarias cincuenta monedas. O sea, la moneda, bien de mediación que tiene grabada la frase $ 1, es relativa, es líquida. Y en su lugar, la moneda pasa a ser las infinitas percepciones de valor de los infinitos bienes. Lo que vale es lo relativo, lo variable, desaparece el valor trascendental de $ 1. Es una moneda escindida, una moneda que siempre dice lo que no es, lo que no puede comprar, el poder que no tiene. Inmediatamente me pregunté síntoma de qué es esta situación. Y esto me llevó a pensar en el matrimonio bien malavenido de Macri y Carrió.

ver más

Francisco Ozores

A todos nos llegará nuestro Uber... a los Juegos Olímpicos también

Beach handball, básquet 3x3, BMX freestyle y hockey 5 son algunos de los nuevos deportes o adaptaciones que presentaron los JUEGO OLÍMPICOS DE LA JUVENTUD BUENOS AIRES 2018. He leído y escuchado diferentes críticas al respecto. Algunas positivas, otras no tanto. Algunas molestas desde el descontento de no ver su deporte preferido entre el calendario olímpico y si a éstos nuevos; y muchas otras desde el desconocimiento. Vengo de un deporte y estilo de vida que no muchos comprenden, por lo cual llevó mucho tiempo y trabajo, que el físico culturismo y el fitness se reconozca como deporte olímpico.Comprendo muy bien lo que es que por desconocimiento se critique tu esfuerzo y pasión sin objetividad alguna. Así que comprendo perfectamente lo que pueden sentir los chicos a quienes hoy se critican. Pero la cuestión es que no hace falta ser un especialista en el tema, árbitro, periodista o profesor para opinar. No hay mucho que comprender. Te puede gustar o no, más o menos tal o cual deporte, pero eso no lo hace mas o menos importante que otros, ni mucho menos cuestionar la capacidad o merecimiento que tiene el deportista de ser reconocido como atleta olímpico, cuando se ignora completamente el esfuerzo y sacrificio que sin duda hay detrás de esa plaza ganada. Lo único que hay que comprender es que los tiempos cambian, las culturas cambian, y el deporte forma parte de la cultura. El mundo y la tecnología avanzan y todos debemos adaptarnos a ellos, incluso el deporte.

ver más

Especial de la Semana

Análisis Semanal

En Compañias