Newsletter Semanal equipo bulat

Opinión

Claudio Zuchovicki

Burros

Un señor con mucho dinero fue un día a un pueblo y ofreció, a quien le vendiera su burro, un precio algo mayor de lo que realmente valía: supongamos que si el burro valía USD 200, este señor ofreció 250. Obviamente, muchos vendieron sus burros. A la semana siguiente, el señor volvió ofreciendo en este caso USD 300. Otros tantos, que anteriormente no vendieron, sí lo hicieron en esa ocasión. A los pocos días, volvió el señor -ya apodado “El loco de los burros”- ofreciendo USD 350 por cada animal. Como es normal, todos los que quedaban vendieron sus burros, quedándose el pueblo sin ninguno. El señor se fue con todos los burros, pero con la promesa de que volvería cuando haya nuevos y que pagaría más. Además, todos se enteraron que ofreció USD 600 por burro en el pueblo vecino. Al cabo de unos días apareció otro señor, desconocido en el pueblo, con cara de tonto y despistado, que vendía burros a un precio de USD 400. Claro, era mucho más del valor inicial pero muy por debajo de lo que había prometido el comprador, así que los habitantes del pueblo usaron el dinero de la venta original y se endeudaron por la diferencia, para poder comprar estos burros a USD 400, con la esperanza de venderlos muy por encima cuando vuelva “El loco de los burros”. Ya se imaginarán cómo termina la historia...

ver más

Especial de la Semana

Análisis Semanal

En Compañias